Ramón “Inocente” Álvarez regaló una buena exhibición para superar a Omar Chávez dentro de la función Tributo a los Reyes, en lo que fue la primera pelea de la familia Chávez de las tres en las que fueron programados.

Si bien se benefició de un cabezazo accidental en la mitad de la pelea, Inocente lució más inteligente a lo largo de la misma y aprovechó la desorientación que sufrió el hijo de la leyenda para trabajarlo y minar poco a poco su salud.

 

Si bien llegaron a las tarjetas (73-80, 73-79 y 72-80 a favor del tapatío) hubo momentos en los que Álvarez conectó potentes golpes que pusieron a titubear a Omar, aunque su buena condición quedó manifiesta.

“Simplemente era la estrategia que teníamos y funcionó. Se me metió el depredador dentro y dije: ‘vamos sobre él’. Fuimos pegando más, afectando y no me avalancé”, comentó el vencedor al final de la pelea.

En tanto, Omar Chávez solo reconoció la labor de su rival, además de que destacó que la cortada sufrida le afectó demasiado.

“Inocente hizo un gran trabajo, el juez no estaba en el lugar para ver la cortada y no me tocó nada más que soportar la presión”.