Xalapa, Ver.- Héctor Hugo Cerecedo Núñez, Jorge Manzo Denes y Mario Miguel Ojeda Ramírez, investigadores de la Universidad Veracruzana (UV), recibieron el Premio Estatal de Ciencia y Tecnología 2022, por su contribución y trayectoria científica en los ámbitos de: Físico-Matemáticas, Medicina y Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Económicas, respectivamente.

El reconocimiento les fue otorgado por el Gobierno del Estado, a través del Consejo Veracruzano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (Coveicydet), por su destacada contribución al progreso de la ciencia, la tecnología y la calidad de vida de la población veracruzana, mediante producción académica, trabajos de investigación, divulgación y desarrollo tecnológico.

Durante el evento, realizado en el Museo Kaná, en el marco de la inauguración de la Semana Estatal de Ciencia y Tecnología Veracruz 2022, se resaltó la trayectoria de los tres investigadores de esta casa de estudios.

Héctor Hugo Cerecedo, académico e investigador de la Facultad de Física de la UV, fue mencionado como fundador del primer Laboratorio de Óptica Aplicada de la Facultad de Física de la UV, director de 30 tesis de licenciatura, dos de maestría e igual número de doctorado.

Ha impartido más de 30 cursos y realizado cerca de 50 publicaciones. También le fue otorgada la patente“Trampa horizontal de micropartículas adaptable a microscopios ópticos”, y mantiene otra en trámite.

Ha gestionado ferias y grupos de divulgación y actualmente es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel 1.

Al respecto, se congratuló por la distinción que reconoce lo poco o mucho de la labor desarrollada durante su trayectoria en la UV, donde ha abonado al crecimiento de la Facultad de Física y gestionado el equipamiento de laboratorios para la enseñanza de dicha disciplina.

“Es una labor que amerita mucho esfuerzo por la gestión académica y administrativa”, expresó orgulloso después de haber recibido el premio por parte de autoridades estatales.

Por su parte, Jorge Manzo, adscrito al Instituto de Investigaciones Cerebrales, ha realizado diversos trabajos de investigación en el Instituto de Neuroetología de la UV; impulsó la creación de la Maestría y el Doctorado en Neuroetología, y contribuyó con charlas para el desarrollo de la Ley para la Inclusión de Personas con Autismo; pertenece al SNI y a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Destacó que percibe esta distinción como un reconocimiento institucional por el apoyo que la UV ha brindado al desarrollo de sus proyectos.

Asimismo, resaltó el respaldo de estudiantes de posgrado y licenciatura en los diferentes proyectos emprendidos, que evidencia la cualidad del trabajo en equipo y la multidisciplinariedad de las investigaciones, pues su labor con niños que padecen trastorno del espectro autista requiere de tecnología especializada, en las áreas de informática y biomedicina.

“Es un reconocimiento a mi persona. Me siento motivado porque invita a las nuevas generaciones a realizar ciencia de calidad e impacto internacional. El impacto que vemos en nuestros niños se puede transferir a todo el mundo.”

A lo largo de su vida científica, Jorge Manzo ha centrado sus esfuerzos en revertir los daños de este trastorno del neurodesarrollo que afecta a uno de cada 60 infantes a nivel mundial.

 

Mario Miguel Ojeda, académico de la Facultad de Estadística e Informática (FEI), es miembro de la AMC y del SNI Nivel 1; ha publicado 126 artículos de investigación, 58 de comunicación y divulgación, 44 reportes técnicos, 27 libros y 14 capítulos.

Ha dirigido 16 tesis de doctorado, 17 de maestría, 65 de especialización y 73 de licenciatura. De igual forma, ha recibido diversos reconocimientos como el Premio al Decano de la UV, y al Educador Internacional por sus contribuciones en la difusión de la estadística.

“El hecho de que lo reconozcan a uno siempre llena de mucha alegría y felicidad, atrás del trabajo que uno hace está la familia, los colegas, los estudiantes, colaboradores, todos los que han trabajado conmigo a lo largo de mi vida académica de más de 40 años”, aseveró.

Agregó que el premio tiene un significado especial porque lo estimula a generar nuevas expectativas, principalmente en lo referente al trabajo con los estudiantes universitarios.

También, a hacer lo que más le gusta, es decir, dedicarse a la disciplina, a las aplicaciones de la estadística y promover la investigación en diferentes ámbitos.

“En la UV hay una gran vinculación con la sociedad desde las facultades, institutos y programas educativos. Tiene un gran potencial que puede dar más resultados.”

Con información de Universo