Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 31 de diciembre del 2019.-En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, tres jóvenes de preparatoria, Eddie, Ángel y Pedro Pablo invirtieron las becas que recibieron del Gobierno Federal en un negocio de hamburguesas y hot dogs en la colonia Ampliación Terán.

Restauraron un viejo carrito de hamburguesas de la abuela de Eddie y emprendieron el negocio.

Mi abuela tenía un carrito y estaba todo destartalado, entonces le dije a mis compañeros si me apoyaban con poco, para mejorar el carrito comprar cosas para poder poner el carrito de hot dogs, entonces fuimos ahorrando las becas, fuimos arreglando el carrito y así surgió el negocio”, explicó Eddie Alejandro Zarzat Trinidad, estudiante de Preparatoria.

Cada uno de ellos aportó la cantidad de tres mil 200 pesos, equivalente a dos bimestres de la beca Benito Juárez, que reciben por estudiar en la Escuela Preparatoria número 2 del Estado.

Eddie tiene 18 años, Ángel y Pedro Pablo 17, son amigos desde la secundaria y sacrificaron sus vacaciones de fin de año para emprender este pequeño negocio.

En estas vacaciones queríamos emplear nuestro tiempo en una cosa que realmente nos pudiera ayudar a crecer y pues esto nos está ayudando mucho y en algún futuro nos podría servir”, dijo Pedro Pablo Cortés Palacios, estudiante de Preparatoria.

Al principio nos imaginamos que iba a estar apagada la venta pero nos está yendo bien eso es lo bueno”, refirió Ángel Eduardo Santiago Díaz, estudiante de Preparatoria.

La iniciativa de estos jóvenes se compartió en redes sociales y a una semana de haber iniciado su negocio de hamburguesas y hot dogs, sus ventas han incrementado.

Los comentarios son positivos para estos jóvenes que decidieron invertir y no gastar el dinero de las becas.

Autoridades responsables del programa de becas, reconocen este esfuerzo.

Es justo el objetivo que los jóvenes tengan herramientas para poder garantizar sus estudios y hay jóvenes que tienen todavía más visión y entonces no se limitan a usar ese dinero para sus gastos de la escuela sino para hacerlo crecer”, agregó Ernesto Gómez, responsable Programa de Becas Benito Juárez en Chiapas.

Los tres adolescentes cuentan con el apoyo de sus padres para este negocio.

Actualmente, dos mesas de madera y ocho sillas son el complemento del proyecto que hoy es la satisfacción de Eddie, Ángel y Pedro Pablo