Estados Unidos. 26 de julio del 2023.-El actor estadounidense Kevin Spacey ha sido hallado “no culpable” este miércoles por el jurado del tribunal londinense de Southwark de nueve delitos sexuales contra cuatro hombres supuestamente cometidos entre 2001 y 2013 en varios lugares de Inglaterra.

Tras 12 horas y 26 minutos de deliberación, el jurado ha pronunciado su veredicto, que Spacey, presente en la sala, recibió con lágrimas en los ojos, en el día de su 64 cumpleaños.

Desde que comenzó el juicio, bajo una fuerte expectación mediática, a finales de junio, Spacey, que se declaró inocente de todos los cargos que se le imputaban, había sido presentado por la fiscalía como un acosador sexual que utilizó su influencia para agredir a hombres jóvenes.

El actor, ganador de dos Oscar por sus papeles en “Belleza americana” y “Sospechosos habituales”, afirmó por su parte que todas las relaciones habían sido consentidas y afirmó que algunos hechos eran incluso pura invención de los denunciantes.

Cuatro hombres le acusaron de agresiones sexuales entre 2001 y 2013, sobre todo a partir de 2004, cuando era director del reputado teatro Old Vic de Londres.

El cargo más grave contra el actor protagonista de “House of Cards” concernía a un hombre que lo acusó de “drogarle” y mantener relaciones sexuales con él mientras dormía.

Las primeras acusaciones contra Spacey surgieron en 2017 al inicio del movimiento #MeToo, en un momento en que estaba en la cima de su fama como protagonista de la exitosa serie de Netflix sobre un presidente estadounidense sin escrúpulos.

A raíz de ello, fue apartado de “House of Cards” y de otros proyectos en los que iba a participar.

Durante sus interrogatorios por la policía, difundidos durante el juicio, los cuatro hombres dijeron que no se habían atrevido a hablar antes por miedo a no ser creídos, al enfrentarse a una figura muy famosa e influyente.

Ante el jurado, el actor se describió a sí mismo como un “gran ligón”, pero negó cualquier comportamiento “violento”, “agresivo” o “doloroso”, afirmando que los argumentos de la acusación eran “débiles”.

Se declaró “destrozado” por las acusaciones y habló, visiblemente emocionado, de su “reputación perdida”. El cantante británico Elton John testificó desde Mónaco a su favor.