Ucrania. 23 de noviembre del 2022.-La capital ucraniana, Kiev, se quedó sin agua y sin electricidad este miércoles tras una ola de bombardeos rusos que golpearon también a otras ciudades del país, causando la muerte de al menos tres personas.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, señaló que un sitio de infraestructura fue golpeado, y anunció que debido a los bombardeos el suministro de agua está suspendido en toda la capital.

Golpeada una de las infraestructuras de la capital. Quédense en los refugios. La alerta aérea continuará, precisó Klitschko en un primer mensaje a la población.

Por su parte, el gobernador regional, Oleksi Kuleba, anunció que toda la región está sin luz.»

Los rusos intentan destruir las instalaciones de suministro energético de Ucrania. Hoy se registraron explosiones en varias partes del país», lamentó en Telegram el vicepresidente ucraniano, Kyrylo Tymoshenko. En los ataques, al menos tres personas murieron y seis resultaron heridas «Un edificio de dos plantas resultó dañado.

Hay tres muertos y seis heridos», anunció la Administración Militar de la capital ucraniana en su cuenta de Telegram.

Dos barrios de la ciudad de Leópolis, en el oeste de Ucrania, se quedaron también sin electricidad luego de ataques rusos a instalaciones energéticas ucranianas, informó su gobernador, Maxime Kozytsky.

En tanto, tres centrales nucleares fueron desconectadas de la red eléctrica tras los bombardeos rusos.

Los últimos ataques de envergadura en Kiev se remontan al 17 de noviembre, cuando el ejército ruso bombardeó varias ciudades, dejando a más de diez millones de ucranianos sin luz, según el presidente Volodimir Zelenski.