Estados Unidos. 17 de junio del 2022.-La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó este viernes las vacunas contra el COVID-19 de las farmacéuticas Pfizer-BioNTech y Moderna para niños de 6 meses a 5 años, los únicos que hasta ahora no tenían opción de protegerse de esta manera contra el coronavirus.

Queda pendiente sólo el visto bueno de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que podría producirse en los próximos días, de forma que la vacunación pueda comenzar la semana próxima.

“Es una tranquilidad para todos”. Familias celebran la vacuna contra el COVID-19 para menores de 5 años
JUNE 15, 202202:20
La vacuna de Pfizer fue autorizada para niños de 6 meses a 4 años, mientras que la de Moderna fue aprobada para niños de 6 meses a 5 años, según explicó la FDA en un comunicado. La agencia sanitaria federal autorizó la vacuna de Moderna para niños de 6 a 17 años.

La decisión de la FDA pasará ahora al comité asesor de los CDC, que se reunirá el viernes y votará el sábado para decidir cómo deben utilizarse las vacunas en los niños menores de 5 años.

Si da su visto bueno, la directora de la agencia sanitaria, la doctora Rochelle Walensky, dará luz verde definitiva a la autorización, posiblemente en las horas siguientes a la aprobación del comité.

El miércoles, el comité asesor de vacunas de la FDA recomendó por unanimidad que se autorizaran las vacunas de Pfizer y Moderna para los niños más pequeños. Aunque muchos miembros del comité señalaron que los efectos graves del COVID-19 son menos comunes en los niños que en los adultos, apuntaron que las vacunas deberían estar disponibles para aquellos padres que deseen inmunizarlos.

El régimen de vacunas de Pfizer para los niños pequeños consiste en dos dosis, administradas con tres semanas de diferencia, seguidas de una tercera dosis al menos dos meses después.

Las inyecciones son de tres microgramos cada una, una décima parte de la dosis administrada a los adultos.

Los ensayos clínicos comprobaron que la vacuna tiene una eficacia del 80% en la prevención del COVID-19 sintomático.

Moderna utiliza dos dosis de 25 microgramos, una cuarta parte de la dosis para adultos. Las inyecciones se administran con un intervalo de cuatro semanas.

Los ensayos clínicos demostraron que tiene entre un 40% y un 50% de eficacia para prevenir las infecciones más leves, aunque Moderna ha dicho que está probando una dosis de refuerzo para este grupo de edad que podría distribuirse en algún momento de este otoño.

Los efectos secundarios más comunes de las inyecciones son dolor en el lugar del pinchazo, irritabilidad y somnolencia.