Xalapa, Ver.- “Cualquier literatura es válida, siempre y cuando sea honesta y no panfletaria”, aseguró la escritora Carmen Dolores Ancira Zamudio, quien participó en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) 2023 de la Universidad Veracruzana (UV),

La también editora y correctora, mejor conocida como Lola Ancira, compartió que su gusto por la lectura inició desde pequeña, debido a que estudió en una primaria religiosa, dirigida por monjas promotoras de clubes literarios.

Su mamá incentivó esa pasión pues le compraba libros ilustrados para niños, con los que se aficionó inicialmente a la mitología griega y después a la literatura fantástica.

La autora comentó que su primer texto surgió como resultado de una tarea encargada por una maestra de español en la preparatoria; redactó un cuento sobre dos ranas con deseos de atravesar una carretera a fin de llegar a una charca de agua, sin un final feliz.

Posteriormente se orientó a la creación de relatos para adultos, en los que aborda recurrentemente temáticas de muerte, locura y soledad, desde distintos ánimos y situaciones.

La escritora se confesó admiradora de Julio Cortázar, Amparo Dávila e Inés Arredondo, de quienes destaca el carácter ominoso y trágico de sus textos, en los que muestran cosas inusuales.

 

Igualmente, afirmó estar influenciada por los artistas gráficos Roman Dirge y Edward Gorey, que se caracterizan por abordar temas fuertes y tétricos, dentro de una cultura pop muy específica.

Lola Ancira mencionó que escribir es su forma de expresar una visión del entorno y dar sentido a los sucesos de su vida y realidad; experimenta una gran satisfacción al redactar historias, porque a través de ellas crea mundos, que se pueden conocer en pocos minutos.

Su última obra llamada Tristes sombras, contiene ocho cuentos sobre temas de desaparición forzada, violencia de género y secuestro infantil, entre otros, que afectan a la sociedad en conjunto y la hacen sentir en riesgo por el simple hecho de ser mujer.

Actualmente se encuentra en proceso de creación de su primera novela, cuya trama gira en torno al síndrome de Munchausen por poderes –cuando los padres fingen que sus hijos están enfermos a fin de impedir su independencia–.

La escritora destacó la organización de la FILU, que considera una excelente iniciativa de la UV donde convergen casas editoriales, creadores y eventos culturales.

Invitó a quien desee acercarse al mundo de la literatura a comenzar con la lectura de textos de su agrado, para después incursionar con otros géneros y dar la oportunidad a autores noveles.

Con información de Universo