CDMX. 18 de febrero del 2019. – El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó esta mañana un decreto para que las Islas Marías dejen de ser una prisión y se convierta en el centro “Muros de Agua, José Revueltas”.

Este centro penitenciario, que tiene 113 años en operaciones, se convertirá en un centro para las artes, la cultura, y el conocimiento sobre el medio ambiente.

“Hablé con todos para informarles que la isla ya no va a ser una prisión y les expliqué cómo va a ser el tratamiento de los internos, los trabajadores, para quienes viven allí. Al final hubo aplausos y no fue mal vista la decisión. Va a ser una isla para la libertad, la recreación y el disfrute y amor a la naturaleza”, aseguró AMLO.

Reubicarán a los reos de esta prisión a otros penales, señaló que actualmente se encuentran recluidos 600 presos de baja peligrosidad, se van a liberar a más de 200 por cumplir sus sentencias y el resto serán reubicados en centros penitenciarios cercanos a sus domicilios.

“Los seres humanos, aunque algunos piensen distinto, no son malos por naturaleza. La sociedad no necesita de más cárceles. Más escuelas, menos cárceles”, indicó el mandatario.

En este lugar se montará una exposición sobre la que fue considerada como la prisión más cruel e inhumana, con lo que se difundirá la forma de represión que concluye con su clausura.

Los titulares de la Semarnat, Josefa González y del sistema penitenciario, Francisco Garduño, explicaron que el proyecto implica la apertura de la “Isla Madre” para convertirla en un espacio de disfrute y deleite de miles de visitantes.

Será un espacio para campamentos de niños y adolescentes quienes podrán realizar senderismo, avistamiento de fauna y cuidado de la flora, con espacios para que universitarios realicen ahí sus prácticas profesionales.