Coahuila. 27 de junio del 2022.- La empresa Casa Madero informó que parte de sus instalaciones en Parras de la Fuente, en Coahuila, fueron liberadas el fin de semana luego de que fueran ocupadas hace un mes por ejidatarios.

Esto se logró gracias a un acuerdo entre ejidatarios y productores, para llegar a una solución definitiva en la repartición de aguas de riego.

A través de un comunicado, la vinícola dijo que en el proceso hubo una intervención directa de las autoridades federales, encabezadas por el subsecretario de Seguridad Pública Federal, Ricardo Mejía Berdeja, y de funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El pasado 26 de mayo la empresa alertó sobre la irrupción violenta en sus instalaciones, que derivó en la toma de su punto de distribución de agua.

 

El representante legal del Movimiento de la Defensa del Agua de Parras, Josué Hernández Morales, dijo que los campesinos solo llevaban dos palas y un pico con los que pretendían liberar el vertedor de agua que se encuentra en una carretera ejidal y no dentro de las instalaciones de Casa Madero.

Luego de que las autoridades locales coordinarán las mesas de diálogo entre la empresa y ejidatarios y tras la liberación del complejo, la compañía dijo que reabrirá con normalidad sus instalaciones turísticas al público.