México. 07 de noviembre del 2022.- Con relación a las marchas para defender al Instituto Nacional Electoral (INE), el presidente Andrés Manuel López Obrador, se burló otra vez de quienes organizan estas protestas, al calificarlos de rateros, clasistas e hipócritas, sin embargo, les pidió que asistan en paz a manifestarse en el Zócalo.

“Vamos a seguir adelante, esto que expreso: el Zócalo (está) abierto, además, los derechos de manifestación no se imploran, no hay que pedir permiso (…) ¡Zócalo! ¡Zócalo! ¡Zócalo!”, enfatizó en su mañanera.

Mencionó que su movimiento tuvo un periodo de entre dos y tres años en el que no se les permitió llegar a la plancha de la Ciudad de México, por lo que él no impedirá el arribo de los quejosos.

Además, respondió que el expresidente Vicente Fox Quesada convocó al paro nacional en defensa del organismo autónomo porque ha dejado de percibir su pensión millonaria de seguridad.

López Obrador exhortó a sus simpatizantes a no asistir a la manifestación para no caer en provocaciones.

“Pero la gente sabe de qué se trata, sólo que no mientan, porque son muy hipócritas, hablan de que se va a destruir al INE, que va a haber una dictadura, que lo estoy haciendo porque me voy a quedar, que va a haber reelección, que no se dejen engañar”, abundó.

No obstante, recalcó que la gente que vaya debe saber que es una manifestación en contra de su política en favor del pueblo.

“Todos esos, aunque vayan a misa los domingos no le tienen amor al pueblo y son racistas en su mayoría, clasistas, muy hipócritas”, apuntó el mandatario.

 

Con la finalidad de evitar que se consume la desaparición del INE, la organización civil Frente Cívico Nacional convocó a una marcha el próximo domingo en la Ciudad de México, cuyo lema es: “en defensa del INE”, en alusión a las modificaciones planteadas en la iniciativa presidencial.

Vía redes sociales esta ONG llama a “salir a las calles”, entre cuyas consignas resaltan “No a la reforma constitucional”, “No a la ley secundaria”, “No al debilitamiento presupuestal” y “No a la intervención en el nombramiento de Consejeros”.

La movilización está prevista a comenzar a las 10:30 horas en el Ángel de la Independencia y se espera que llegue hasta el monumento Hemiciclo a Juárez, cerca del Palacio de Bellas Artes.