Xalapa, Ver., 19 de enero.- Los cambios sociales, tecnológicos y científicos superaron a las generaciones de magistrados y jueces, que aunque son conocedores del derecho, en los Tribunales se necesita “la renovación” para que lleguen servidores públicos que vayan con los avances y resuelvan los problemas de hoy, como la adopción entre personas del mismo sexo y la formación de nuevas familias, indicó el ex magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), José Lorenzo Álvarez Montero.

Señaló que toda función pública incluso la judicial debe tener un periodo, porque las generaciones y los puntos de vista, además de los avances tecnológicos, cambian.

Esta fue la razón por la cual el ex presidente de México, Ernesto Zedillo en 1994 hizo un estudio sociológico y antropológico y presentó una reforma para el nombramiento y duración de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Este estudio sociológico y antropológico fue en atención a que cambien las cosas, hoy vean ustedes el problemas de los homosexuales y el problema de la adopción para homosexuales, las diferentes tipos de familia, todavía hay mucha gente que se espanta, cada quien tendrá su punto de vista”, dijo.

Refirió que el tema de las familias formadas por personas del mismo sexo “espanta a la gente de generación anterior, todavía no lo entiende y le resulta muy difícil aceptar y consecuente”.

Dijo que al momento de tomar decisiones como magistrados influye la edad: “Que quiere decir esto que la gente de generación anterior todavía no lo entiende y le resulta muy difícil aceptar y consecuente y eso influye en el momento que se resuelven las situaciones, entonces si es oportuno que haya retiro después de haber servido 10, 20, 30 años, de dedicarle tanto tiempo a ese trabajo y con edad avanzada, es recomendable que reciban un haber de retirado” dijo.

Agregó que “es bueno la renovación permanente”, que entren ahora jóvenes que están formados en estos nuevos medios tecnológicos.

“Para nosotros hasta el uso de la internet y computadora no fue común, trabajamos en las máquinas Remington, de Remington a computadora no es sencillo, es recomendable y tiene que recibir su haber de retiro y pasar a hacer otro tipo de aportaciones” explicó.

Álvarez Montero informó que hace dos años salió del Tribunal Estatal Electoral por situaciones “políticas, que hay que entenderlas”.

Su nombramiento como magistrado fue del 2010 al 2019, pero “desafortunadamente algunas decisiones mías de resoluciones electorales, no fueron bien aceptadas y consecuentemente en el año 2015 me suspendieron y consecuentemente, yo tiene dos años de haberme retirado o de que me cortaron mi nombramiento y hasta ahora” dijo.

En su caso no recibe ningún tipo de “Haber” aun cuando sirvió 20 años al Poder Judicial de Veracruz.

“Me separaron y me quitaron cuatro años, estuve seis años y mi nombramiento era de 10, por situaciones políticas. Estoy viendo para ver si me dan un haber también porque estuve 20 años trabajando”, finalizó.

Fotos: Iván Murrieta.