México. 19 de octubre del 2020.-El descubrimiento de dos mil huesos de mamut en la Base Aérea de Santa Lucía, donde se está construyendo el aeropuerto internacional Felipe Ángeles, constituyen, posiblemente, al hallazgo de mamuts más grande de la historia.

Sin embargo, es un misterio el futuro que van a tener los huesos, puesto que con la operación al mando del Ejército, no se sabe a ciencia cierta a dónde se dirigen.

De acuerdo al paleontólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), Joaquín Arroyo-Cabrales, es posible que la osamenta termine en un museo.

De igual forma, señaló que al ritmo en el que va la construcción del aeropuerto, habrá que dejar algunos huesos enterrados, ya que, según él, “es un área demasiado grande para excavar completamente”.

Enfatizó que con la fecha de apertura proyectada del aeropuerto a menos de dos años, el trabajo intensivo de remover el suelo alrededor de los esqueletos enterrados tampoco se puede llevar a cabo.