México. 23 de junio del 2023.-Los pacientes con virus de inmunodeficiencia humana (VIH), cuentan con una nueva alternativa terapéutica. Se trata de una molécula aprobada por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para su uso en México.

La molécula se compone principalmente de efavirenz, lamivudina y tenofovir; cada uno con diferentes funciones para disminuir la cantidad del virus de inmunodeficiencia en el cuerpo.

De acuerdo con la enciclopedia de medicina en línea, Medline Plus, El efavirenz pertenece a la familia de inhibidores “no nucleósidos de la transcriptasa inversa”. Mientras que la lamivudina y tenofovir corresponden a los inhibidores de la «transcriptasa inversa de los nucleótidos y nucleósidos (NRTI)«. Estos actúan «disminuyendo la propagación del VIH en el cuerpo», indica la web especializada.

De acuerdo con las autoridades sanitarias de Estados Unidos, la molécula no cura el VIH. No obstante, sí resulta de utilidad disminuir la probabilidad de desarrollar Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), infecciones graves o cáncer.

La molécula efavirenz/lamivudina/tenofovir disoproxil fumarato se consume de manera oral, una vez por día y al menos dos horas antes de comer. Entre los efectos secundarios que podría producir destacan los mareos, el dolor de estómago, nauseas, vómitos y aceleración irregular de los latidos del corazón.

Además, de la efavirenz/lamivudina/tenofovir disoproxil fumarato para atender el VIH, la Cofepris aprobó la L-asparaginasa, un biotecnológico que funciona para tratar la leucemia aguda linfoide.