México. 22 de julio del 2021.-
La selección mexicana tuvo el debut soñado en los Juegos Olímpicos, pese a todos los pronósticos. México jugó bien, aguantó cuando tuvo que hacerlo, fue creativo para elaborar jugadas y fueron certeros en el momento indicado, y el 4-1 ante Francia fue reflejo de lo que ocurrió en el terreno de juego; sin duda ilusiona la actuación de este equipo.

El cuadro dirigido por Jaime Lozano manejó los tiempos a la perfección, estuvo sólido atrás, a excepción del penal con el que Francia se acercó. El mediocampo lo controló bien, con Luis Romo que aunque no brilló como en otras ocasiones, hizo un buen trabajo, y arriba, Alexis Vega y Diego Lainez controlaron las bandas, le dieron profundidad y peligrosidad a su equipo.

La primera oportunidad de México se dio al minuto 16, Alexis Vega se metió al área, pero le pegó mal al esférico y no logró abrir el marcador. En la siguiente jugada, Diego Lainez recorrió el sector derecho, llegó a línea de fondo, pero cuando metió el centro, le desviaron el balón. México se acercaba, tenía llegada.

Francia tuvo un par importantes. Un remate con la cabeza de André Pierre Gignac que detuvo Guillermo Ochoa y un tiro de Arnaud Nordin que de nueva cuenta congeló Memo.

Después de eso, el Tri recuperó el dominio del esférico, elaboró mejor sus jugadas y tiro a puerta con mayor facilidad; sin embargo no estaban precisos.

Al 37’, de nueva cuenta el cuadro mexicano logró inquietar a los franceses. Henry Martín se la mandó a Alexis Vega, y éste para Sebastián Córdova, quien sacó un tiro desviado.

De repente, Francia comenzó a acercarse a terreno mexicano. Afortunadamente para su causa, César Montes y Johan Vázquez estuvieron a la altura, exactos en la marca, a la hora de robar el esférico, pulcros ambos cuando salían, a excepción de un error posterior de Montes en el que se marcó penal. Aunque en términos generales fue de lo mejor del equipo de Jaime Lozano.

Eso sí, cada vez que se acercaba Francia al área, Ochoa los tranquilizaba. Debido a la falta de público, sus frases se escuchaban: “Tranquilos, con calma”, gritaba el portero, al tiempo que aplaudía.

Fue hasta el minuto 46’ que Diego Lainez mandó centro para Alexis Vega, quien remató con la cabeza, venció al portero Paul Bernardoni y corrió a festejar con sus compañeros. Desde la tribuna, las palmas y los gritos de los cuatro jugadores que no pudieron estar en la banca por reglamento (Sebastián Jurado, Fernando Beltrán, Adrián Mora y Jesús Angulo) enmarcaron la celebración.

Y al 53’, Carlos Rodríguez metió un centro preciso para Sebastián Córdova y este venció a al portero Bernardoni.

Francia intentó reaccionar, tocaba, buscaba ir para adelante, y en una de esa jugadas, Antonhy Caci remató directo a puerta de Ochoa. Su tiro no llegó al lugar deseado.

Al 68’, César Montes detuvo en el área a Randal Kolo Muani con una falta. El árbitro marcó penal, y André Pierre Gignac lo cobró de buena manera para poner el marcador 2-1.

Fue entonces que Lozano sacó a Lainez y Córdoba, ingresaron Joaquín Esquivel y Uriel Antuna, quien al minuto 80 sacó un tiro raso que pegó en el poste y se metió al fondo de la red.

Y para cerrar la cuenta, Eduardo Aguirre, quien ingresó de cambio, le pegó dentro del área y concretó el cuarto para México.