México. 01 de julio del 2021.- Autoridades mexicanas del gabinete de seguridad de México y una delegación de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos sostuvieron una reunión de trabajo con el objetivo de analizar las tendencias de consumo y producción de drogas en ambos países.

En el encuentro, que se llevó a cabo en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), se destacó la cooperación bilateral en materia de seguridad al más alto nivel para acometer los objetivos compartidos por las dos naciones, de manera específica reducir los daños del consumo y tráfico de drogas en la región.

Esta es la segunda sesión realizada en torno a las estrategias de cooperación para la reducción de la violencia en México, el miércoles se reunieron con representantes del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Durante la sesión abordaron acciones de coordinación bilateral para enfrentar conjuntamente los retos en materia de seguridad y establecer como una prioridad mejorar los mecanismos para compartir inteligencia contra el crimen organizado.

“Las actividades criminales en México y Estados Unidos están profundamente interconectadas. Lo que sucede en un lado de la frontera afecta de manera directa al otro país. Por lo tanto, trabajamos de manera coordinada y respetuosa con las autoridades de Estados Unidos para compartir mejores prácticas e inteligencia y, de este modo, disminuir los crímenes violentos que afectan nuestras sociedades”, destacó el subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía.

Por su parte, el jefe de la Unidad para América del Norte de la SRE, Roberto Velasco destacó que “el intercambio fue siempre respetuoso de nuestra soberanía; un diálogo que busca estrechar la cooperación para enfrentar al crimen organizado trasnacional de manera efectiva entre ambos países”.

En el encuentro participaron la fiscal general asistente adjunta, Amanda Liskamm, y el encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en México, John Creamer.

Las autoridades estadounidenses compartieron datos e información sobre las tendencias actuales del consumo y producción de drogas, así como las distintas estrategias para la reducción en la ingesta de estas sustancias.