Xalapa, Ver.- El Instituto de Neuroetología de la Universidad Veracruzana (UV) es único en el mundo, siendo sus posgrados un referente internacional donde alumnos de esta casa de estudios y de otras instituciones del país y del extranjero han encontrado un campo fértil para continuar con su formación profesional con logros sustanciales, afirmó Jorge Morales Mávil, director de esta entidad académica y científica.

Su participación tuvo lugar en el marco de la inauguración del X Simposio Internacional de Neuroetología “treinta años formando neuro-etólogos”, que estuvo a cargo de Juan Ortiz Escamilla, secretario Académico de la UV, en la Sala Anexa Tlaqná, Centro Cultural.

En el foro, realizado los días 19 y 20 de octubre, participan estudiantes de licenciatura y de posgrado, académicos y académicas, investigadores e investigadoras, y ponentes reconocidos en el ámbito nacional e internacional.

Su objetivo es fomentar el interés de los jóvenes por la ciencia desde la perspectiva de la neuroetología, y establecer un espacio de conexión entre estudiantes e investigadores para impulsar oportunidades de colaboración.

Morales Mávil dio a conocer que el instituto a su cargo fue fundado en 1993, sin embargo, cumplir 30 años de excelencia en la formación de recursos humanos de calidad no ha sido tarea fácil.

Resaltó la labor de la plantilla de académicos destacados en diferentes áreas de su especialidad; el éxito y trascendencia de las Líneas de Generación y Aplicación del Conocimiento (LGAC) de los posgrados en la formación de recursos humanos, a través de la Maestría y el Doctorado en Neuroetología.

Entre ellas citó: “Neurofarmacología y neuroquímica de la conducta”, “Neurofisiología y neurobiología de la conducta” y “Biología de la conducta”.

Resultado de todo un esfuerzo conjunto, Jorge Morales subrayó la consolidación e internacionalización de dichos posgrados, los cuales han logrado un alto estatus de reconocimiento.

De tal forma que los cambios y ajustes recientes en el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt) no han sido limitantes de su labor; por el contrario, muestran más fortaleza y estabilidad por su pertinencia social.

“El estudio del cerebro, de la médula espinal, depresión, estrés, ansiedad, son temas de relevancia nacional e internacional, además de los estudios de comportamiento animal, incluyendo el humano, y sus interacciones con la naturaleza, son considerados ciencia de frontera”, expresó.

Por su parte, Juan Ortiz Escamilla felicitó a la comunidad del Instituto de Neuroetología por la continuidad del simposio, organizado año tras año desde 2014, pero sobre todo por cumplir 30 años de formar especialistas del comportamiento a través de la Maestría y el Doctorado en Neuroetología.

“En 2023 habremos que celebrar los aportes durante 30 años a la formación integral de neuroetología, imprescindibles en el estudio y comprensión del sistema nervioso y la conducta en entornos naturales”, agregó.

Al término de la inauguración se proyectó un video referente a la labor del instituto a lo largo de tres décadas, de cada una de las generaciones de alumnos, del trabajo de campo, congresos, premios y reconocimientos.

El programa de actividades del X Simposio Internacional de Neuroetología lo conforma la participación de ponentes nacionales y extranjeros.

La primera conferencia magistral estuvo a cargo de Matthias Lazca, de la Universidad de Linköping, Suecia. Más tarde tocó el turno a Rosa García Ríos, de la Universidad de Guadalajara, con el tema “Estudios preclínicos del efecto ansiolítico y antidepresivo de justicia spicigera”; Ibiza Martínez Serrano, directora de la Facultad de Biología UV, habló de “Ecología conductual marina: el arte de ver más allá que sólo aletas”.

También exponen académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad Autónoma de Tlaxcala, Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y UV; de la Universidad Federal del Sur y Sudeste de Pará (UNIFFESPA), en Brasil; y Universidad Cornell, Estados Unidos.

En el presídium estuvieron: Roberto Zenteno Cuevas y Edgar González Gaudiano, titulares de la Dirección General de Investigaciones (DGI), y de la Unidad de Estudios de Posgrado, respectivamente.

Además, Dulce María Landa Ochoa, coordinadora académica de la Dirección General del Área Académica de Ciencias Biológico-Agropecuarias; y Laura Hernández Salazar, coordinadora de posgrados del Instituto de Neuroetología.

Al término de la inauguración, los asistentes disfrutaron de la actuación artística de Tlen Huicani y de una estampa jarocha.

Con información de Universo