México. 27 de mayo del 2021.-El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), minimizó la degradación a categoría 2 de la seguridad aérea de México que anunció esta semana la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA).

“(La degradación) no es tan grave, ellos (Estados Unidos) tienen unas normas, las imponen en todo el mundo, como suele pasar en otras cosas”, afirmó durante su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

El mandatario se refirió a que la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) en Estados Unidos planea degradar esta semana de categoría 1 a categoría 2 la calificación de seguridad de la aviación en México.

Reiteró que no es un asunto grave ya que “las líneas aéreas nacionales están muy ocupadas, o sea tienen en el mercado interno bastante demanda”.

Sin mencionar a Estados Unidos, criticó este tipo de calificaciones “a veces hay países que se sienten los gobiernos del mundo, se olvidan que el mundo tiene alrededor de 200 países que son libres, independientes, soberanos, entonces se erigen en jurados, califican todo”.

Recordó que, pese a la pandemia, las aerolíneas nacionales están recuperando “vuelos, viajes en avión y ahora con la quiebra de Interjet hay más demanda no van a tener las líneas nacionales ningún problema, no les afecta”, insistió.

Indicó que la única afectación podría existir en caso de que las aerolíneas quisieran abrir más rutas internacionales, aunque espera que para entonces la FAA tenga más elementos “para que regrese la calificación que se tenía antes de tomar la decisión”.

Según un comunicado del Gobierno, en la reunión, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis, destacó que “la operación aérea en México está garantizada y cumple con los estándares internacionales”.

El martes se envió una comunicación formal a la FAA, a través de la Embajada de México en Estados Unidos y de la propia Secretaría, para atender inmediatamente los temas que forman parte de la auditoría.

También se informó que se integró una mesa de trabajo coordinada por la Secretaría de Transporte, en la que participarán las carteras de Hacienda, Relaciones Exteriores y Turismo y a la que se invitará a los representantes de las aerolíneas comerciales nacionales para solventar conjuntamente la auditoría de la FAA.

El martes, el Gobierno de México sugirió que hubo omisiones en la rebaja por parte de Estados Unidos del grado de seguridad aérea de la aviación mexicana.

Además, el Gobierno mexicano aclaró que esta resolución “no supone la cancelación de vuelos de México hacia Estados Unidos”, sino la prohibición de abrir “nuevas rutas o frecuencias” así como de “buscar acuerdos de códigos compartidos con aerolíneas de ese país”.

Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobus, las tres principales aerolíneas mexicanas, descartaron que las afecte la rebaja que hizo este martes Estados Unidos.

Con información de EFE.