Estados Unidos. 16 de mayo del 2022. – En los Estados Unidos continúan los tiroteos en contra de la población civil: una persona abrió fuego en una iglesia del condado de Orange County, en California, lo que dejó un saldo de una persona fallecida y cuatro lesionados, de acuerdo con reportes oficiales y a tan sólo un día de la masacre en Buffalo.

En un domingo sangriento para los Estados Unidos, debido a que también hubo un tiroteo en Texas, las autoridades de Orange County -en Los Ángeles- anunciaron la detención de una persona, quien sería el posible autor material de los hechos; asimismo, se le confiscó un arma.

Respecto a las personas heridas, la oficina del Sheriff del Condado de Orange County indicó que todos son adultos y fueron trasladados a un hospital para recibir la atención médica necesaria. Hasta ahora no se ha revelado el estado de salud de los lesionados.

El ataque ocurrió al interior de la iglesia presbiteriana de Ginebra, ubicada en una zona conocida como Laguna Woods, donde se reportaron una serie de detonaciones de arma de fuego a las 13:26 horas local.

Estados Unidos vivió un par de incidentes violentos: el primero fue en un mercado del condado de Harris, ubicado en Housto, Texas, donde un par de personas perdieron la vida y tres más tuvieron que recibir atención médica; el sheriff Ed González lo atribuye a una riña.

El pasado sábado, un joven de apenas 18 años y residente de Buffalo, Nueva York, abrió fuego contra varias personas en un supermercado y lo transmitió en vivo a través de Twitch, dejó un saldo de 10 personas fallecidas y tres lesionados. Ya se investigan las causas que lo llevaron a cometer tal atrocidad.