Coatzacoalcos, Ver., 29 de marzo.- Pablo de Jesús “N” tiene tres meses de edad, podrá tener un desarrollo normal como cualquier niño y sin ser objeto de comentarios mal intencionados, luego de que le realizarán una exitosa cirugía para removerle los deditos que tenía de más en cada mano y pie, en el Hospital Rural del IMSS Prospera en Jáltipan.

Al nacer, se dieron cuenta que tenía seis deditos en sus manos y pies, es decir polidactilia. Su mamá Itzel Rubí Reyes Morales originaria de Chiapas, actualmente radica en Jáltipan, explicó que ella llevó su control de embarazo en la vía particular y a pesar de haberse realizado ultrasonidos no le había detectado la situación al bebé.

Al nacer Pablo de Jesús en el IMSS Prospera, le ofrecen la opción de ser operado para removerle los deditos sobrantes, ofrecimiento que fue primero rechazado por la mamá por el temor a la cirugía.