Xalapa, Ver., 29 de octubre.- Este día en conferencia de prensa por parte de padres de familia y de educadoras del Centro de Desarrollo Infantil (CENDI), manifestaron se encuentran confundidos y molestos, por que iban a reparar el Centro de Desarrollo pero solo realizaron una remodelación al área administrativa, pero el edificio se encuentra en malas condiciones con goteras y fuga de gas.

Al CENDI, asisten niños de padres que son trabajadores de la Secretaría de Salud,  en donde hay aproximadamente 110 niños, desde 3 meses hasta 6 años de edad ubicado en la calle Aguas Calientes de la Colonia Progreso.

Arturo Sánchez Vázquez, trabajador del Cecan y padre de familia de uno de los menores que acuden al CENDI señaló, que la secretaría de salud invirtió 3 millones seiscientos mil pesos en la remodelación del área administrativa y dos aulas, pero se dejó en el abandono más del  75% del edificio del Centro de Desarrollo Infantil, además se dejó inconclusa una barda perimetral ordenada por la unidad de Protección Civil Municipal.

Sánchez Vásquez indicó, que las instalaciones se encuentran condiciones deplorables y que solo fueron pintados por las propias maestras para disimular el deterioro, así mismo señaló que el pasado viernes se reunieron con el secretario de Salud, Arturo Irán Suárez Villa, quien no les brindó una solución, pues aseveró que ya no hay presupuesto.

Finalmente dijo que como padres de familia estamos molestos porque no se nos hace justo que una inversión tan grande solo tenga impacto con el 25 por ciento de los niños y 5 personas que trabajan dentro del CENDI”.

Por su parte las maestras, señalaron que apoyan a los padres de familia por qué saben las injusticias que se están viviendo, solicitan mejores instalaciones y respeto a derechos de los trabajadores, señalan a la Directora de acoso laboral, abuso de autoridad y violentar sus derechos.

De igual manera fueron tomadas las instalaciones por educadoras del CENDI, para exigir la destitución de la Directora y la Administradora, las señalan de acoso laboral, abuso de autoridad y violentar sus derechos.