Roma. 06 de marzo del 2022. – El papa Francisco lamentó este domingo “los ríos de sangre y de lágrimas” que corren en Ucrania y pidió la instauración de corredores humanitarios para la población civil.

“En Ucrania corren ríos de sangre y lágrimas, no se trata solamente de una operación militar, sino de una guerra que siembra muerte, destrucción y miseria”, dijo el papa después de la oración del Ángelus.

Francisco llamó a instaurar “verdaderos corredores humanitarios” para ayudar a la población.

“Las víctimas son cada vez más numerosas, al igual que las personas que huyen, en particular madres con sus hijos. La necesidad de ayuda humanitaria en este país martirizado aumenta cada hora de una forma dramática”, afirmó el papa argentino.

Entre los fieles presentes en la plaza de San Pedro para seguir la plegaria del Ángelus, había varios portando banderas ucranianas.

“Hago un llamado del fondo del corazón para que se aseguren verdaderos corredores humanitarios y que esto sea una garantía y se facilite el acceso de la ayuda a las zonas sitiadas para dar una alivio a nuestros hermanos y hermanas oprimidos por las bombas y el miedo”, dijo el papa.

El papa abogó porque cesen los ataques y se retomen las negociaciones, el sentido común y se comience a respetar el derecho internacional.

También agradeció a los periodistas que “ponen su vida en peligro” para informar al mundo sobre los acontecimientos en Ucrania.