México. 04 de abril del 2022.- Las comisiones de Puntos Constitucionales y de Energía en la Cámara de Diputados, presididas por Morena, presentaron un dictamen de la reforma eléctrica con cambios mínimos a la propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por tanto, mantiene que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) generará al menos 54 por ciento de la energía, así como la cancelación de los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado.

El dictamen fue distribuido a los legisladores este lunes, luego de que recibió la opinión favorable de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Entre los cambios, se incorporó un artículo transitorio por el que “se reconocen los contratos de generación distribuida existentes y se mantienen las condiciones vigentes para nuevos contratos hasta 0.5 megawatt”. Es decir, generación de energía a menor escala.

Además, contempla que “los ayuntamientos y organizaciones del sector social sin fines de lucro podrán celebrar contratos para el autoconsumo con la generación distribuida, hasta por 1.0 megawatt cumpliendo los requisitos que establezca la CFE”.

Otra de las precisiones realizadas fue sobre la explotación del litio, en el que se especifica que las concesiones mineras otorgadas por el Estado no amparan la explotación y producción del litio ni de otros minerales denominados de tierras raras.

Además, agrega que “a las concesiones mineras ya otorgadas por el Estado Mexicano y en aquellas que a la fecha existan antecedentes de exploración de litio debidamente avalados por la Secretaría de Economía, no les será aplicada la restricción referida en el párrafo anterior”.

El resto del dictamen se mantiene en los términos de la reforma eléctrica enviada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en octubre pasado.

Lo anterior, a pesar del parlamento abierto que se realizó durante un mes y medio en San Lázaro para conocer la postura de distintos sectores en torno a la reforma eléctrica.

Entre los ejes de la propuesta del Ejecutivo están que la generación procedente de las modificaciones al permiso de autoabastecimiento que fueron otorgados en contravención a lo establecido en la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica no será reconocida, ni adquirida por la CFE.

Además, la CFE pasa de una empresa a un organismo de Estado, que será autónoma en el ejercicio de sus funciones y administración.

También se suprimen la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Comisión Reguladora, cuyas atribuciones se incorporan a la Secretaría de Energía. Mientras que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) de incorpora a la CFE.