China. 26 de mayo del 2020.-El canino lleva tres meses fuera del hospital de Wuhan Taikang, China, y los trabajadores lo apodaron ‘Xiaobao’ o ‘Pequeño tesoro’, por la lealtad a su dueño.

Un hombre jubilado que ingresó por coronavirus; el canino se encuentra en el vestíbulo del hospital Taikang de Wuhan. Sin embargo, el hombre murió 5 días después de haber ingresado al hospital.

La historia de este perrito se ha vuelto viral, pues la lealtad de este animal, de 7 años, ha enternecido a los trabajadores del centro médico.

De acuerdo con medios locales, Wu Cuifen, una mujer que vende en el supermercado del edificio, mencionó a los periodistas que cuando se enteró de que el dueño del perro había muerto, trató de llevar al animal lejos del hospital, pero fue en vano.

La mujer se encargó de cuidarlo temporalmente y lo llamó Xiaobao, o ‘pequeño tesoro’.

Sin embargo algunos pacientes han mostrando su descontento por ver a un perro deambulando por el hospital y presentaron su queja a los jefes de la institución.

Así que las enfermeras se pusieron en contacto con una protectora de animales de Wuhan, cuyos miembros ya acogieron a Xiaobao y están buscándole una familia que lo adopte.