Xalapa, Ver.,  26 de enero.- En los primeros días de enero, los productos de la canasta básica ha registrado un incremento en su costo de entre 5 y 20 pesos, en promedio, lo que afecta la economía de las familias.

Algunos insumos de primera necesidad como el huevo y la papa, presentes en la dieta de los mexicanos han subido su precio de manera considerable.

El cono de huevo en el mes de diciembre se encontraba a 59 pesos por cono, pero con la llegada del nuevo año alcanzó un precio de casi 70 pesos.

En el caso de la papa, considerada como el producto de consumo más barato, las amas de casa lo compraban a ocho pesos el kilo en diciembre, cuando esta semana se duplicó su precio hasta los 20 pesos.

Desde que inició el 2018 el precio de frutas y verduras de la canasta básica han ido disminuyendo a pesar del aumento de la gasolina que fue entre los 50 a 70 centavos por litro.

Un ejemplo es el jitomate que en el mes de diciembre del año pasado el kilo tenía un valor de 25 pesos, así como en tiendas de autoservicio con un costo de 39.90 pesos el kilo.

Actualmente en el mes de enero el jitomate disminuyó encontrándose en los mercados Jauregui y los sauces a solo 10 pesos.

Por otro lado, las frutas y verduras que han sufrido un alza en su costo por kilo en el mercado Jauregui y en la central de abastos son el plátano y el limón que se encuentran a 16 pesos.

Sin embrago, en las tiendas de autoservicio después de la primera quincena hasta la fecha, el kilo de chile jalapeño se encontraba entre los 20 pesos y 25 pesos, cuando en el mercado Jauregui se hallaba a 8 pesos.