CDMX. 06 de junio del 2019.-El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, convocó hoy a realizar un evento masivo el próximo fin de semana “en defensa de la dignidad” del país y en favor de la amistad con Estados Unidos, país con el que espera encontrar un acuerdo en materia arancelaria y migratoria.

En su tradicional conferencia de prensa matutina, López Obrador indicó que encabezará este acto el próximo sábado por la tarde en la ciudad de Tijuana, en el estado de Baja California (noroeste), en la frontera con Estados Unidos, al que convocará a todos los sectores de la sociedad.

“Es un acto de unidad para defender la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos”, dijo el mandatario mexicano.

“Vamos a fijar nuestra postura que, repito, se va a desenvolver, se va a expresar tomando en cuenta que deseamos tener una buena vecindad con Estados Unidos, pero al mismo tiempo defendiendo la dignidad de México”, agregó.

Dijo que como ejemplo está invitando a los gobernadores de todos los estados del país, a legisladores federales y locales de todos los partidos, a ministros de la Suprema Corte de Justicia, a dirigentes, obreros y campesinos, “a toda la sociedad mexicana”.

La convocatoria se dio un día después de que funcionarios mexicanos y estadounidenses sostuvieran el miércoles un primer encuentro en Washington, para tratar el tema de la pretensión de Estados Unidos de imponer aranceles a todos los productos de México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hace una semana en Twitter que todas las compras que su país hace de México pagarán una tarifa del 5 por ciento a partir del 10 de junio, que aumentarían de manera gradual al 25 por ciento en octubre próximo.

De acuerdo con Trump, la administración estadounidense utilizará los gravámenes hasta que México detenga el flujo de inmigrantes indocumentados que llegan a la frontera entre ambas naciones.

López Obrador dijo este jueves que Trump y las autoridades de Estados Unidos “se han portado muy bien”, al no cerrarse al diálogo y confió en encontrar una solución en el corto plazo.

“Yo estoy optimista, pienso que se va a llegar a un acuerdo, lo deseamos. Siempre hemos dicho que lo mejor es el diálogo”, expresó el mandatario mexicano con relación a los resultados de las pláticas entre las partes.

“Nosotros vamos a cuidar la relación con el gobierno de Estados Unidos, vamos a cuidar la relación con el presidente Trump, pero sobre todo, vamos a cuidar la relación con el pueblo de Estados Unidos, eso es lo que más nos importa: el tener muy buena relación con los estadounidenses”, indicó.

Las delegaciones de México y Estados Unidos retomarán este jueves sus conversaciones en Washington, en que la parte mexicana busca evitar la imposición de aranceles a los productos mexicanos.

El primer encuentro estuvo encabezado por el secretario (ministro) de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, por el lado mexicano, y por el vicepresidente Mike Pence, por el lado estadounidense.

El flujo de centroamericanos que cruzan México en su intento por llegar a Estados Unidos se incrementó desde finales de 2018 con la formación de caravanas masivas, lo que tensó la relación entre ambos gobiernos.

El mandatario estadounidense considera que México ha hecho muy poco por detener el paso de inmigrantes por su territorio e incluso ha amenazado con levantar un muro en la frontera entre los dos países