CDMX. 11 de diciembre del 2019.-Tras destacar que por décadas el Poder Judicial de la Federación ha alcanzado un grado de fortaleza institucional, el Ministro Presidente Arturo Zaldívar reconoció que ha sido opacado por vicios y prácticas que lo debilitan ante la sociedad, lastimando su legitimidad.

“En estos años nos hemos anquilosado, ha aumentado la Corrupción, y se ha arraigado un nocivo corporativismo judicial, lo que ha impedido un acceso efectivo a la justicia”.

El Titular del Poder Judicial de la Federación, señalo que el sistema de carrera Judicial no ha sido eficaz para desterrar el Nepotismo, a pesar de que a vocación por la judicatura se transmite en el seno familiar y que existen generaciones de jueces y magistrados intachables, esta práctica se recrudeció en años recientes.

“El Nepotismo generalizado afecta negativamente el correcto desempeño de nuestras funciones e impide que los ascensos se obtengan en condiciones de igualdad, todo lo cual nos desacredita y deslegitima nuestra labor”.

Enfatizo que los cotos de corrupción, aunque aislados son lastimosos y dañan profundamente la impartición de justicia, mientras que la corrupción judicial genera desigualdad, impunidad y perpetúa el círculo vicioso del crimen y la violencia, la “Corrupción Judicial” es un flagelo que debilita a todas las instituciones públicas, porque erosiona la confianza en el sistema mismo.

“Un poder judicial percibido como corrupto pone en entredicho la capacidad misma del Estado para cumplir sus fines. Un poder judicial percibido como corrupto carece de la fuerza y legitimidad para desempeñar adecuadamente el rol equilibrador que constitucionalmente le corresponde”.

Además, destacó que el Poder Judicial de la Federación, es uno de los pilares fundamentales del sistema constitucional, para el adecuado funcionamiento del delicado engranaje republicano, es indispensable una rama judicial Fuerte, Autónoma, Independiente, y sobre todo que goce de la confianza social.

Sin embargo, no ha logrado construir con la ciudadanía una relación de confianza, por el cual la sociedad reconozca como suyos a los jueces federales y como valiosa la labor que desempeñan.

Ante los plenos de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo de la Judicatura Federal, el Ministro Zaldívar dijo, que los juzgadores muchas veces son percibidos como miembros de una élite a la que protegen y preservan por lo que son vistos como personas que actúan sin tomar en cuenta la realidad social.

Señalo que se deben de desarticular las estructuras y la cultura del patrimonialismo judicial ya que no es posible juzgar desde una perspectiva del privilegio; para evolucionar con la sociedad a la que se le sirven se le debe rendir cuentas de su actuar.

“Queremos sacar de nuestras filas a los malos servidores públicos, a los corruptos por supuesto, pero también a los mediocres, a los que no están a la altura de la investidura que ostentan, así como a los que entienden esa investidura como privilegio y no como servicio”.

Muestra de ello, es la adopción de una política de “Cero Tolerancia”, ante un marcado aumento en las quejas recibidas, por lo que en 2019 se impusieron por parte del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), diversas sanciones por responsabilidades administrativas que van desde la inhabilitación hasta la destitución del cargo.

Dentro de los casos, hay 16 que tienen que ver con irregularidades patrimoniales, nombramientos que pretendieron encubrir posibles casos de Nepotismo o actuación tendiente a engañar a otras autoridades o a obtener beneficios de las partes en juicio.

Lo que llevó a la destitución de un Juez de Distrito por corrupción, tras haber actuado en contra de constancias, y haber incurrido en errores inexcusables en un caso de pederastia, (refiriéndose al Juez Anuar González Hemadi del Caso Porkis) así como las destituciones de dos Magistrados de Circuito por notoria ineptitud y graves irregularidades detectadas en sus declaraciones patrimoniales.

Tras implementar el “Programa Anual de Verificación de la Situación Patrimonial”, mediante el cual se da un seguimiento a la evolución patrimonial de los servidores del Poder Judicial, en materia de responsabilidad Penal.

Zaldívar Lelo de Larrea, reitero que se presentaron cuatro denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR), en contra de Magistrados de Circuito.

“En uno de los casos, el inculpado ya fue vinculado a proceso y se encuentra en prisión preventiva” (refiriéndose al magistrado Isidro Avelar Gutiérrez vinculado al Cártel Jalisco Nueva Generación).

Señaló también que aumentó el desahogo de solicitudes ministeriales relacionadas con investigaciones sobre hechos delictivos atribuidos a servidores públicos en un 158% frente al 2018.

Anuncio que para asegurar que los funcionarios judiciales puedan desarrollar sus funciones libres de presiones, amenazas o intimidaciones y proteger su independencia e imparcialidad, el Consejo elaboró 199 evaluaciones de riesgo a servidores públicos con la finalidad de determinar las medidas de seguridad que requieren.

Ante el Jefe del Ejecutivo Federal, el Ministro Zaldívar, de manera enfática la corrupción y el nepotismo se alimentan de la impunidad que mucho tiempo los ha acompañado.

“Que quede claro que esto se acabó. Que no toleraremos a los servidores públicos que anteponen sus intereses personales a los de la justicia. Estamos limpiando la casa y no cejaremos en este compromiso”.

Pero también reconoció que una gran mayoría de juzgadores entre juezas, jueces, magistradas y magistrados se han ganado la más alta honorabilidad en el Poder Judicial de la Federación.

“A ellas y ellos, mi público reconocimiento y mi llamado a seguir trabajando juntos por un Poder Judicial renovado, abierto, cercano a las personas y con credibilidad”.

En el informe del primer año de actividades como titular del Poder Judicial de la Federación, destaco la renovación del mismo, para garantizar su independencia de cara a la sociedad ya que no puede lograrse sin cambios profundos en su funcionamiento administrativo.

“Una mejor justicia implica también una mejor administración, más eficiente y austera; que mantenga su cercanía con la sociedad; y que administre, con esmero y diligencia, los recursos que la sociedad le confiere”.

También aseguro que uno de los principales logros es que el ejercicio del presupuesto alcanzó una eficiencia en el uso de los recursos del 99%, abatiendo una tendencia histórica de subejercicio, incluso con partidas que iniciaron sin recursos, lo que implicó un mayor esfuerzo de contención del gasto para su reorientación hacia áreas prioritarias.

“Se generaron ahorros del orden de 2 Mil 600 Millones de Pesos, que se destinaron a proyectos estratégicos dirigidos a fortalecer la función jurisdiccional”.

Se evitaron erogaciones por un estimado anual de 81.5 Millones de Pesos, por arrendamientos, al instalar 34 órganos jurisdiccionales a nivel Nacional, derivado de la optimización de espacios, generándose ahorros por 13.5 mdp, por la devolución de 13 inmuebles arrendados, algunos sin utilizar.

“En resumen, en este primer año de administración, hemos sentado las bases de una nueva forma de administrar de manera más ordenada, eficiente y coordinada, haciendo más y mejor con menos”.

El Titular del Poder Judicial recalcó que en este año se dio inicio a una “Auto Reforma”, profunda, decidida y con rumbo claro que tiene la finalidad de darle profundidad y estabilidad a los cambios,

“El momento social es propicio para ello, pues coinciden en el tiempo las demandas de cambio social y la voluntad de alcanzarlo, es el tiempo de una reforma judicial que emane de nuestras filas, que responda a nuestras necesidades y que tenga en cuenta nuestra experiencia”.