México. 19 de julio del 2021.-El Gobierno de Hancheng, informó que implementarán el uso de un “pasaporte COVID”, para poder ingresar a supermercados, hoteles, hospitales, restaurantes, centros de entretenimiento, edificios gubernamentales y transporte público, del que sólo exentarán a quienes no puedan inmunizarse por razones médicas

En varias ciudades de China se están aprobando leyes, con el fin de impedir que personas no vacunadas contra el COVID-19, entren a establecimientos como lo son supermercados, hoteles, hospitales, restaurantes, centros de entretenimiento, edificios gubernamentales y transporte público.

Por ello, el Gobierno de Hancheng, en la provincia noroeste de Shaanxi, el pasado 13 de julio informó que implementará el uso de un “pasaporte COVID”, para toda la población, con excepción de las personas que por razones médicas no puedan inmunizarse contra el virus, pero con su respectivo certificado médico.

Así mismo, las autoridades agregaron que las personas deberán demostrar que ya cuentan con al menos una de las 2 dosis de las vacunas.

Ante dicha medida, quienes no se hayan inoculado contra el COVID-19, no podrán ingresar a lugares públicos clave, entre los que se incluyen supermercados, hoteles, restaurantes, vehículos públicos, lugares de entretenimiento y pasillos gubernamentales.

¡CHECA!: Canadá reabrirá la frontera sólo a norteamericanos vacunados
Dicha acción derivó a raíz del descubrimiento de un caso asintomático, de acuerdo a lo dado a conocer por el medio local Global Times.

Las autoridades de Hancheng implementaron medidas para prevenir los casos importados y los brotes locales, así como alcanzar la inmunidad de rebaño, a través de las vacunas en el menor tiempo posible. Ante ello, los establecimientos pueden someter a sus clientes a controles y así acatar la nueva disposición oficial.

En tanto, otras ciudades del país como Feixian, Deyang y Guiping, impusieron este tipo de medidas para ingresar a diversos espacios públicos en días recientes, adoptando de forma local otras medidas para el ingreso de escuelas, asilos de ancianos y bibliotecas.

De igual manera, más ciudades y distritos en las provincias de Jiangsu, Zhejiang y Jiangxi del este de China también emitieron avisos que exigen que los ciudadanos se vacunen lo más rápido posible.

Finalmente, según datos de la Comisión Nacional de Sanidad de China, desde el inicio de la pandemia se han registrado 92 mil 246 casos conformados de COVID-19, de los cuales 87 mil 61 se recuperaron y 4 mil 636 fallecieron. Además, se ha dado seguimiento médico a 1 millón 69 mil 428 contactos cercanos con infectados, de los cuales 7 mil 405 siguen bajo observación.