Puebla. 09 de agosto del 2021.- La acusan de ecocida por extraer 1.6 millones de litros de agua al día desde 1992, daños a la salud de habitantes y de que los pozos en sus pueblos se secaron.
La empresa exige a la autoridad que intervenga.

Habitantes y ambientalistas del municipio poblano de Juan C. Bonilla, donde se originó el socavón, tomaron las instalaciones de la empresa Bonafont, a quien acusan de sobreexplotación del agua de mantos freáticos.

Los integrantes del autodenominado “Pueblos Unidos” clausuraron simbólicamente uno de los pozos de donde se abastece la empresa que ha sido señalada por pobladores de ser causante de la explotación irracional del líquido.

“Pozo de muerte, clausurado”, colocaron en una lona en planta, la cual permanece cerrada desde hace dos meses por una protesta pacífica de los lugareños.

Los inconformes exigieron al gobierno federal retirar los permisos de explotación del agua en esa zona poblana.

El jueves pasado, cerca de 400 trabajadores de la compañía se manifestaron en la ciudad de Puebla para demandar la apertura de su fuente de empleo.