Rusia. 14 de octubre del 2022.-El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha afirmado este viernes que “no hay necesidad de más ataques masivos” contra Ucrania, tras los ataques ejecutados durante la última semana contra varias ciudades, incluida la capital, Kiev, en una aparente respuesta a la explosión registrada el sábado en el puente de Kerch, que conecta territorio ruso con la península de Crimea, anexionada en 2014.

“Por ahora no hay necesidad de ataques masivos. Hay otras tareas”, ha indicado, antes de agregar que entre los objetivos de estos bombardeos figuraban 29 instalaciones ucranianas, siete de las cuales no fueron alcanzadas. “Actuaremos contra estos objetos. Veremos”, ha manifestado el mandatario, sin dar más detalles, según ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

Asimismo, ha resaltado que alrededor de 222.000 personas han sido reclutadas en el marco de la “movilización parcial” decretada en el país, que tenía como objetivo llegar a los 300.000 movilizados. Por ello, ha resaltado que “el trabajo está siendo completado” y ha valorado que “todas las actividades de movilización serán finalizadas en unas dos semanas”.

Putin ha reconocido errores durante el periodo de movilización, que ha tildado de “estupideces” y ha vinculado a “formas antiguas” de hacer las cosas que “no han sido actualizadas desde hace décadas. “Cuando se pusieron en marcha las medidas de movilización estuvo claro la calidad de la misma”, ja resaltado.

El mandatario ha manifestado además que no lamenta haber ordenado el inicio de la invasión contra Ucrania y ha argüido que “lo que está pasando es incómodo, por decirlo suavemente, pero habría sido lo mismo un poco más tarde, únicamente con condiciones peores para Rusia”. “Actuamos de forma correcta y en el momento adecuado”, ha explicado.

En este sentido, ha resaltado que la operación “no afecta de ninguna forma a la naturaleza, calidad y profundidad” de las relaciones entre Rusia y los países miembro de la Comunidad de Estados Independientes (CIS) –que integra a nueve de las quince antiguas repúblicas soviéticas–, si bien ha reconocido que “los socios están interesados y preocupados por el futuro desarrollo de las relaciones entre Rusia y Ucrania”. “Es asunto de discusión”, ha manifestado.

Por otra parte, ha dicho que “no ve la necesidad” de mantener conversaciones directas con su homólogo estadounidense, Joe Biden, y ha hecho hincapié en que “no hay plataforma para estas negociaciones”, al tiempo que ha señalado que Rusia participará en la próxima cumbre del G20, sin que por el momento esté claro el “formato” ni si él mismo viajará a Indonesia.