México. 06 de enero del 2021. – Aunque se esperaba desde el verano del año pasado, la flurona, que es la combinación de infecciones respiratorias del virus de influenza y del COVID-19, esta temporada invernal ya es una realidad en Israel, donde se diagnosticó el primer caso.

“Nuevamente nos preparamos para una combinación de morbilidad en el invierno y este año fue una realidad y empezamos a ver casos de influenza desde septiembre, pero pensamos que eran solo esporádicos. Sin embargo, aún no es el pico la temporada y ya están aumentando los casos de manera muy importante”, dijo Lital Kainan Boker, directora del Centro para el Control de Enfermedades del Ministerio de Salud de Israel.

En Israel ya se implementó una estrategia sanitaria para hacer frente al aumento de casos por ómicron y los casos de flurona.

“Si tenemos ambos virus circulando al mismo tiempo, entonces tenemos que tener medidas para disminuir los niveles de infección”, destacó Kainan Boker.

En Francia, desde el pasado 6 de diciembre el Instituto de Investigación en Marsella identificó una variante de COVID, llamada IHU, tiene 46 mutaciones y había estado en el radar desde que se detectó hace 2 meses. Solo se conocen 12 casos identificados y por ahora no debe causar preocupación.

“No van a dejar de salir variantes, justamente todos los grupos de científicos están buscando variantes en todo el mundo. Entonces, pues no es raro que lo vayan a encontrar, lo importante es que se estudien correctamente estas variantes, que se identifiquen”, refirió Mauricio Rodríguez, facultad de Medicina y vocero de la Comisión de la UNAM para COVID-19.

Se espera que en los próximos días la OMS realice una reunión de emergencia donde discutan los primeros datos de esta variante IHU, que podría cambiar de nombre y homologarse con los asignados por esta organización, como a las variantes Alpha, ómicron y Delta.