México. 30 de enero del 2022. – Este domingo por la noche Los Angeles Rams vencieron en casa a los San Francisco 49ers en el Juego por el Campeonato de la NFC para sellar su boleto al Super Bowl que se jugará en su propio estadio el próximo domingo 13 de febrero contra los Cincinnati Bengals.

El camino no fue sencillo, ya que los Rams llegaron a estar abajo 17-7 en el tercer cuarto y parecía que se dirigían a su tercera derrota de la temporada contra los 49ers, pero el quarterback Matthew Stafford dirigió una remontada en los minutos finales para sellar la victoria.

Los Angeles se convirtió en el noveno equipo de la historia que vence a un rival que lo había derrotado dos veces en temporada regular, el último en conseguirlo habían sido los todavía campeones Tampa Bay Buccaneers la temporada pasada frente a los New Orleans Saints.

Este será un Super Bowl inédito y además hay pocos enfrentamientos entre ambas franquicias, con 14 duelos en su historia en los que Cincinnati tiene ventaja 8-6, aunque la última vez que se midieron el triunfo fue para los Rams, 24-10, en el 2019.

Lo interesante de este posible partido es el duelo entre maestro y alumno. A pesar de su juventud, el entrenador en jefe de los Rams, Sean McVay, tuvo bajo sus órdenes a Zac Taylor, coach de los Bengals, como entrenador de receptores abiertos asistente en el 2017 y entrenador de quarterbacks en el 2018, cuando llegaron al Super Bowl LIII.

En su único enfrentamiento, Los Angeles era un equipo que venía de disputar el Super Bowl y Cincinnati estaba iniciando una reconstrucción antes de reclutar al quarterback Joe Burrow con la primera selección global en el draft del 2020.

Cincinnati amarró su boleto al Super Bowl en el primer juego del día, cuando sorprendió en tiempo extra a los Kansas City Chiefs en el Arrowhead Stadium.

Esta es la tercera vez en la historia de los Bengals que llegan a un Super Bowl, en sus anteriores dos visitas cayeron justamente frente a los Niners, en las ediciones XVI y XXIII.

Los Rams buscan el segundo título de su historia luego de consagrarse campeones en la temporada de 1999 cuando todavía jugaban en St. Louis, mientras Cincinnati nunca ha ganado un Super Bowl.

Con información de ESPN