Xalapa, Ver., 22 de enero.- La jefa de Atención ciudadana del Programa Prospera, Gerónima Fernández Galván, reconoció que bimestralmente reciben hasta 200 denuncias por la entrega de apoyos a familias que no reúnen los requisitos para ser consideradas en pobreza extrema.

En entrevista, dijo que por ello se realizan verificaciones constantes al padrón de beneficiarios del programa, y además cada ocho años se realizan recertificaciones para corroborar que quienes reciben el apoyo aún sean sujetos de hacerlo.

Dijo que son los propios ciudadanos quienes realizan estas denuncias que en promedio anualmente llegan hasta mil 200.

Añadió que las quejas se reciben través de los medios de atención ciudadana por medio de vía telefónica y buzones físicos, y se envían a la Coordinación Nacional para acudir a las viviendas en cuestión.

“Es un procedimiento que se llama reevaluación de condiciones socioeconómicas a las familias y por este proceso puede causar suspensión del programa”.

El proceso de recertificación, que se hace cada 8 años, tiene el objetivo de verificar si cumplen con los requisitos para ser apoyados, como ser familias con hijos en edad escolar y/o mujeres menores de 49 años.”

“Hay inconformidades de algunas familia sí, nosotros revisamos cómo se tienden, en el caso de Prospera revisamos su situación, hay muchos adultos mayores que ya no cumplen con estos criterios”.

Foto: Iván Murrieta.