México. 12 de julio del 2022. – Tras la comparecencia en red nacional de la titular del SAT, Raquel Buenrostro, para aclarar que la institución nunca solicitó a las empresas que éstas a su vez pidieran a sus trabajadores una constancia de situación fiscal, la dependencia ahora está notificando a los patrones que no deben condicionar el pago del salario a los empleados que no la entregaron.
Dicho documento es emitido de manera gratuita por el Sistema de Administración Tributaria con sólo presentar la credencial del Instituto Nacional Electoral, y contiene información sobre el estatus de cada persona registrada ante la dependencia.

Afectación
Sin embargo, para obtenerlo, los trabajadores tienen que presentarse en sus oficinas de la Calixto Ayala y Rigo Tovar, lo que generaba horas de trabajo perdidas para las empresas, ya que tenían que darle libre a cada empleado hasta mediodía para cumplir con un requisito, que a su vez, las empresas le regresarían al SAT.
Raquel Buenrostro, representante de dicha institución, informa que se ha notificado ya a algunas empresas que por un lado, se ha prorrogado hasta enero la aplicación del nuevo sistema de facturación digital 4.0 donde se requería dicha información para el pago de la nómina.
Ahora también se les avisa que no es obligatorio que le pidan la constancia al empleado, y mucho menos procede que no le paguen su salario si no la ha presentado.
Se aclara que los asalariados pueden acreditar su código postal y domicilio actual con otros documentos, como el INE, un recibo de teléfono, del agua potable u otros.

Controversia
Y aunque ahora la dependencia federal se evade respecto a la exigencia de la citada constancia, lo cierto es que sí lo hizo, incluso ante las quejas de algunas empresas por la pérdida de horas-hombre trabajadas, el SAT ya había dado a conocer un nuevo sistema de entrega por paquete a cada compañía, ya sea que los mandaran a tramitarlo un fin de semana, o bien, que si tenía más de mil, se les podría expedir en el mismo lugar de labores.
Ahora incluso, la oficina recaudadora de impuestos para la Federación, recomienda a los trabajadores que se vean afectados por esa medida, que pueden presentar una queja contra su empleador ante los tribunales laborales