Ucrania. 17 de octubre del 2022. – Rusia atacó el lunes el centro de Kiev con drones «suicidas» y bombardeó otras ciudades del país, los segundos ataques generalizados en una semana, cuando sus fuerzas sufren reveses en el campo de batalla.

Soldados dispararon al aire intentando derribar los drones después de que explosiones sacudieron el centro de Kiev. Los residentes huyeron en busca de refugio. En cielo, se vio un cohete antiaéreo seguido de una explosión y llamas naranjas.

Kyrylo Tymoshenko, funcionario de la oficina presidencial de Ucrania dijo que tres personas murieron en un edificio residencial en Kiev por un ataque. Un humo negro salía de las ventanas de un edificio incendiado y los servicios de emergencia se afanaban en apagar las llamas.

Ucrania dijo que los ataques fueron llevados a cabo por «drones suicidas» fabricados en Irán, que vuelan hasta su objetivo y son detonados.

El Ministerio de Defensa ruso afirmó que había llevado a cabo un ataque «masivo» contra objetivos militares e infraestructuras energéticas en toda Ucrania, usando armas de alta precisión.

Reuters vio restos de un avión no tripulado con las palabras «Por Belgorod», una aparente referencia al bombardeo ucraniano de una región rusa fronteriza con Ucrania.

El ministro del Interior ucraniano, Denys Monastyrskyi, dijo más tarde que también había habido muertos en otras ciudades en los ataques del lunes.

Los ataques ocurren exactamente una semana después de que Rusia desencadenó el mayor bombardeo aéreo sobre Kiev y otras ciudades ucranianas desde el inicio de la guerra, también durante la hora punta de la mañana.

«Toda la noche y toda la mañana el enemigo aterroriza a la población civil. Los drones kamikazes y los misiles atacan toda Ucrania. Un edificio residencial fue alcanzado en Kiev», dijo el presidente Volodimir Zelenski en la aplicación de mensajería Telegram.
«El enemigo puede atacar nuestras ciudades, pero no podrá doblegarnos. Los ocupantes sólo obtendrán un castigo justo y la condena de las generaciones futuras. Y nosotros obtendremos la victoria».

Entre los artefactos empleados parecía haber modelos Shahed de fabricación iraní. Los ataques rusos anteriores contra la capital habían empleado principalmente misiles. El lunes se oían intensas rondas de disparos además del sonido de los drones en el cielo, al parecer de soldados que intentaban derribarlos. Otros corrían para ponerse a cubierto, aunque la vida cotidiana no tardó en reanudarse en un país que se ha acostumbrado a los ataques.

Entre temores a que esa clase de ataques a centros urbanos pudiera volverse más habitual tras casi ocho meses de guerra, rondas sucesivas de 28 drones golpearon la capital, indicó el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko. Cinco de ellos se estrellaron contra la propia ciudad, según el primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal.

Trece aeronaves o más fueron derribadas en la región, todas cuando volaban desde el sur, indicó un vocero de la fuerza aérea ucraniana, Yurii Ihnat.

El Ejército ucraniano dijo que había destruido 37 drones rusos desde el domingo por la noche, es decir, alrededor del 85% de los que participaron en los ataques.

Un ataque con drones también afectó a la terminal marítima de Everi, en la ciudad meridional de Mikoláiv, a última hora del domingo, según las autoridades, dañando los tanques de almacenamiento de aceite de girasol.

«Esta es una instalación totalmente civil. No hay militares», dijo Andriy, de 47 años, un alto directivo que no quiso dar su apellido.
El nuevo jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas, el austriaco Volker Turk, dijo que los ataques con drones contra civiles debían cesar.

Irán volvió a negar el lunes que esté suministrando los drones a Rusia. El Kremlin no ha hecho ningún comentario.

Rusia alcanza todos sus objetivos con ataques en Ucrania

El ejército ruso afirmó el lunes haber alcanzado todos sus objetivos en Ucrania, después de ataques mortales esta mañana, que tenían como blanco infraestructuras cruciales en tres regiones del país y que provocaron cortes de electricidad.

«Las fuerzas armadas rusas continuaron sus ataques aéreos y marítimos de largo alcance con armas de alta precisión contra las instalaciones de mando militar y de sistemas energéticos de Ucrania. Todas las instalaciones fueron alcanzadas», indicó el ministro ruso de Defensa en Telegram.

Algunos ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, reunidos en Luxemburgo el lunes, pidieron nuevas sanciones contra Irán si se demuestra la participación de Teherán en la guerra de Rusia contra Ucrania.

Por otra parte, el lunes, un nuevo bombardeo ruso cerca de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, hizo que se desconectara de nuevo de la red eléctrica ucraniana, informó la empresa estatal de energía ucraniana Energoatom.

La planta, que ha sido bombardeada con frecuencia durante la guerra, está ocupada por las fuerzas rusas pero es operada por personal ucraniano.