Ucrania. 14 de marzo del 2022. – Las tropas rusas bombardearon Kiev y otras ciudades de Ucrania este lunes, mientras los representantes de ambos países se reunían para la cuarta ronda de conversaciones desde que comenzó la invasión hace casi tres semanas y que concluyó sin avances.

Los negociadores rusos y ucranianos acordaron hacer una “pausa técnica” y retomar las conversaciones este martes, según informó en la red social Twitter Mykhailo Podolyak, asesor del presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy.

Este acercamiento infructuoso se produce en medio de la polémica que causaron las afirmaciones de tres funcionarios estadounidenses sobre la supuesta petición de ayuda a China realizada por el líder ruso, Vladimir Putin. “Estados Unidos ha difundido desinformación y eso es muy peligroso”, replicó este lunes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, en una rueda de prensa.

Este tema pudo centrar también la cumbre en Roma del asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y el oficial chino Yang Jiechi.

Discurso de Zelenskyy ante el Congreso
Los representantes rusos y ucranianos negociaron un alto el fuego, la retirada de las tropas rusas y garantías de seguridad, según Podolyak. “La comunicación se mantiene, pero es difícil”, publicó el representante ucraniano, junto con una foto de las negociaciones.

Zelenskyy, por su parte, pronunciará un discurso de forma virtual ante el Senado y la Cámara de Representantes, según informaron este lunes los líderes demócratas del Congreso.

Se intensifican los ataques
Rusia ha intensificado sus ataques aéreos después de que la invasión terrestre haya progresado más lentamente de lo que esperaba.

Durante la noche, las fuerzas rusas dispararon artillería en los suburbios al noroeste de Kiev y al este de la capital, dijo el jefe de la administración regional, Oleksiy Kuleba, en la televisión ucraniana.

Al menos una persona murió y varias resultaron heridas a primera hora en un ataque a un edificio residencial en Kiev, según el Servicio Estatal de Emergencias.

También hubo bombardeos en las ciudades de Irpen, Bucha y Hostomel, que han sufrido algunos de los peores combates en los reiterados intentos de Rusia por tomar la capital, dijo Kuleba.

Rusia amplió además durante el fin de semana sus ataques al oeste de Ucrania. En uno de esos bombardeos, misiles golpearon una base militar cerca de la frontera con Polonia, matando a 35 personas. La instalación era un centro crucial para la cooperación entre Ucrania y los países de la OTAN que apoyan su defensa, lo cual reavivó el temor de que la alianza intervenga de modo directo en el conflicto.

Zelenskyy nuevamente instó a los líderes de la OTAN a establecer una zona de exclusión aérea, una petición que ha sido negada porque, según EE.UU., podría desatar una guerra a gran escala.

El estado mayor general de las fuerzas armadas de Ucrania aseguró el lunes que las tropas rusas no han logrado grandes avances en las últimas 24 horas.

Y el Ministerio británico de Defensa indicó que las fuerzas navales rusas han establecido un “bloqueo distante” de la costa del Mar Negro, aislando al país del comercio marítimo internacional.

Un sufrimiento “simplemente inmenso”
Las autoridades ucranianas anunciaron el domingo la apertura de 10 corredores humanitarios para la evacuación de civiles, incluso desde la ciudad portuaria sitiada de Mariupol. Pero tales promesas no han logrado prosperar, según la agencia The Associated Press.

El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que el sufrimiento en Mariupol es “simplemente inmenso” y que cientos de miles de personas enfrentan falta extrema de alimentos, agua y medicinas.

Más de 1,500 personas han muerto en la ciudad , según la oficina del alcalde, y el fuego de artillería incluso ha interrumpido incluso el entierro de los cuerpos en fosas comunes.

“Los cadáveres, de civiles y combatientes, permanecen atrapados bajo los escombros o tirados a la intemperie donde cayeron”, dijo la Cruz Roja en un comunicado. “Las lesiones que cambian la vida y las condiciones crónicas y debilitantes no se pueden tratar”, agregó.

Agencias