Xalapa, Ver.- De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 041, en el año 2006 el carcinoma mamario se convirtió en la primera causa de muerte de las mujeres del país, de ahí la importancia de sensibilizar sobre su prevención, coincidieron autoridades de la Universidad Veracruzana (UV) en la inauguración de la Jornada de Sensibilización para la Detección Oportuna del Cáncer de Mama “Tócate y conoce sin miedo”.

El evento se desarrolló el 20 de septiembre y fue convocado por el Sistema de Atención Integral a la Salud de la UV (SAISUV), en colaboración con la Coordinación de Equidad de Género de la Facultad de Estadística e Informática (FEI).

La inauguración corrió a cargo del director general del Área Académica Económico-Administrativa, José Luis Sánchez Leyva, quien celebró que se realicen este tipo de actividades cuya finalidad es generar consciencia y sensibilizar a toda la sociedad universitaria, no sólo a las mujeres.

“Esta enfermedad crea una gran preocupación entre la sociedad y representa un complejo desafío para la salud de la Universidad. Al igual que en otros padecimientos crónicos no transmisibles, su tratamiento es especializado y costoso, lo cual afecta gravemente a la economía y estabilidad de aquellas familias donde algún integrante, lamentablemente, tiene cáncer.”

Por su parte, la coordinadora general del SAISUV, María de Lourdes Bonilla Pastrana, también dio un panorama mundial del padecimiento.

Precisó que, a nivel nacional, en 2020 el cáncer de mama ocupó el tercer lugar como principal causa de muerte en mujeres de 20 años y más, siendo la primera causa de defunción por tumores malignos. Ese mismo año en Veracruz, la tasa de incidencia fue de tres casos por cada 10 mil mujeres mayores de 10 años.

En lo que respecta al SAISUV, región Xalapa, en 2022 se han registrado ocho casos nuevos, en una población total de tres mil 278 mujeres mayores de 10 años, siendo su incidencia de 24.4 mujeres por cada 10 mil.

“Esta alta incidencia de cáncer de mama observada en el SAISUV puede deberse en gran medida a que el 70% de la población de mujeres derechohabientes es mayor de 40 años, edad en la que incrementa el riesgo de desarrollarlo.”

Explicó que la Norma 041 para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama, refiere que las actividades de prevención incluyen la comunicación educativa a la población para el conocimiento de los factores de riesgo y promover estilos de vida sanos que contribuyan a disminuir la morbilidad, así como fomentar la demanda de la detección temprana y mejorar la oportunidad del diagnóstico y el tratamiento.

En ese tenor, cabe citar que la detección del cáncer de mama consiste en tres tipos de intervenciones específicas, que van dirigidas a la población femenina de acuerdo con su grupo de edad y vulnerabilidad: la autoexploración (a partir de los 20 años), el examen clínico (anual y a partir de los 25) y la mastografía (bianual y a partir de los 40).

“Esta jornada de sensibilización comprende aspectos muy valiosos que pretenden contribuir a la detención oportuna, así como compartir conocimientos, experiencias y herramientas por parte de elementos muy valiosos que en este momento tenemos aquí”, dijo en referencia al personal que proporcionó las charlas y talleres.

Por su parte, la coordinadora de Equidad de Género de la FEI, Martha Beatriz Cuevas Gómez, expresó su satisfacción porque sea esta entidad universitaria la primera que recibe esta jornada. “Sabemos que a partir de hoy llevaremos en nuestro pensamiento una nueva cultura del cuidado”, dijo.

En el presídium de la ceremonia inaugural también estuvieron: Saraí Ramírez Colina, coordinadora de Salud Pública del SAISUV; Minerva Reyes Félix, secretaria Académica de la FEI, en representación de Luis Gerardo Montané Jiménez, director de la entidad.

Enseguida, Enrique Martín del Campo, cirujano oncólogo, habló de mitos y realidades del cáncer de mama; después se desarrollaron talleres de exploración y autoexploración.

El cirujano oncólogo dejó en claro varios temas que como sociedad damos por hecho conocer; por ejemplo, remarcó que “cáncer” no significa muerte y habló de los tratamientos con los que es posible tratar el de mama, específicamente.

Antes de ello, buena parte de su plática se enfocó en la detección oportuna y las intervenciones, de acuerdo a la edad.

“Sin lugar a dudas, una buena autoexploración en nuestro país es la primera línea de defensa ante una enfermedad que es muy difícil de detectar con mastografía”, remarcó.

Con información de Universo