México. 01 de septiembre del 2022.-En su Cuarto Informe de Gobierno, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), señaló que “se nos cayó la economía, pero ya logramos recuperar los niveles previos al COVID-19”, pero agregó que las familias de menores recursos han visto mejorada su situación financiera.

Desde Palacio Nacional, afirmó que pese a las adversidades, México está saliendo adelante, por ello detalló que:

“En estos años hemos enfrentado grandes desafíos, como la pandemia y la crisis económica, sin embargo, estas difíciles circunstancias nos ponen a prueba y dejan de manifiesto si funciona el proyecto de cambio que iniciamos”.


Sin embargo, el Tabasqueño presumió en términos generales, que la política de cero corrupción efectuada por su Régimen de la Cuarta Trasformación a fin de erradicar lujos en el Gobierno, ha permitido contar con alrededor de 2.4 billones de pesos.

Mientras que el plan de austeridad republicana ha liberado para el desarrollo más de 300 mil mdp.

“Puedo demostrar que en términos generales el plan de Cero Corrupción e Impunidad y de erradicar los lujos en el Gobierno nos ha permitido contar con alrededor 2.4 billones de pesos extras o adicionales y les invito a hacer las cuentas en breve”, declaró.

El mandatario mexicano dio a conocer que según la última encuesta de ingresos y gastos en los hogares mexicanos, previamente de la epidemia, en 2018, los más ricos ganaban en promedio 18 veces más que los pobres, en tanto en el 2020 la desigualdad se redujo a 16 veces.

“Los más pobres fueron los únicos que vieron crecer sus ingresos, en 1.3 por ciento. Esto se confirma, porque mientras los lugares del medio urbano perdieron, a causa de la pandemia, el 8 por ciento, en el ámbito rural se registró un incremento del 3.8 por ciento”, explicó.

Te puede interesar:Rescatan a mujer secuestrada desde hace un año en hotel de Tijuana
Vale referir, que el mandatario nacional aseveró que sin el impuesto a las gasolinas que efectuó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la inflación habría alcanzado al 14 por ciento.

En consecuencia, el poder adquisitivo del salario hubiera caído hasta un 12 por ciento, pues en la actualidad la inflación en el país se ubica en 8.62 por ciento.

“Hemos logrado una estabilidad financiera sin aumentar los impuestos o endeudar al país”, dijo López Obrador.