Xalapa, Ver., 7 de febrero.- La Contraloría General es la responsable de verificar el contrato que se firmó con la empresa Productos Serel S.A. de C.V, de la Ciudad de México que vendió más de 290 mil despensas al Gobierno del Estado a precios más altos que en el mercado local.

El presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso local, Juan Manuel Unanue Abascal, aseguró que no es grave que se haya adjudicado un contrato directo por 40 millones de pesos para la compra de las canastas alimentarias.

Se publicó en un medio local que la empresa recibió un contrato directo por 40 millones de pesos e marzo del 2017, y dentro de las especificaciones se dice que los productos tiene caducidad de seis meses, excepto la leche que establece que se debe consumir antes de 3 meses.

Cuestionado por los costos que se reportan más altos que el de un mercado local, mencionó que es responsabilidad de la Contraloría el verificar todo ese tipo de contratos, en especial ahora que se denunció en un medio de comunicación.