México. 10 de diciembre del 2021. – Tres de las entidades que tuvieron un repunte de casos y hospitalizaciones están en la frontera norte del país, así como Durango y Aguascalientes

La Secretaría de Salud (SSa) actualizó este viernes el Semáforo Epidemiológico de coronavirus (COVID-19), el cual estará vigente del 13 al 26 de diciembre.

A través de la página oficial, el Gobierno de México indicó que el país se coloreará de la siguiente manera:

En color “rojo” (máximo riesgo de contagio) no habrá ningún estado por octava vez consecutiva desde que inició la “tercera ola”. Los últimos fueron Colima, Guerrero, Puebla, Hidalgo, Tabasco, Tamaulipas y Nuevo León, hace dos meses.

Asimismo, tampoco habrá ninguna entidad en color “naranja” o alto riesgo por tercera vez consecutiva, luego de que Baja California logró cambiar su estatus tras un par de meses.

Por el contrario, el color “verde” (bajo riesgo) estará casi todo el país con 27 entidades, el mismo número que hace dos semanas: : Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

Lo anterior quiere decir que los únicos cinco que estarán en color “amarillo” (riesgo moderado) son los estados de Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Durango y Sonora.

Cabe mencionar que tres de los estados mencionados se encuentran en la región noroeste del país, compartiendo frontera con los Estados Unidos, lo que significa que hay un alto índice de movilidad, sin mencionar de la presencia de migración irregular. Además, en el caso de Baja California Sur, posee varios de los destinos playeros más visitados.

Los cuatro elementos evaluados para determinar el color del semáforo en cada entidad son: el porcentaje de ocupación de camas en terapia intensiva, porcentaje de casos positivos de coronavirus; tendencia de camas ocupadas y tendencia de casos positivos; es decir, el comportamiento esperado con base en los números actuales, y que es calculado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).