Ucrania. 22 de marzo del 2022.- La situación generada por la guerra entre Rusia y Ucrania cada vez se torna más complicada, y es que de acuerdo con informes recientes, algunas familias ucranianas han recurrido a beber agua de los radiadores y comer perros callejeros, en la ciudad de Maripul, la cual ha sido bombardeada en las últimas semanas.

El reportero alemán, Guy Chanzan, dijo que “en la ciudad de Mariupol, escenario de los combates más duros en la guerra de tres semanas de Rusia contra Ucrania, la gente ahora tiene tanta hambre que está matando perros callejeros para comer”.

“El asedio de estilo medieval de Rusia a Mariupol también dejó a sus residentes enfrentando una grave escasez de alimentos y agua. Sin gas, cocinan en fogatas hechas con muebles rotos en los patios de sus casas”, indicó.

Así mismo, expresó que la situación es realmente crítica, ya que los principales arroyos, de los cuales consumen agua, se encuentran contaminados con cadáveres.

Además, los perros callejeros han estado comiendo los restos humanos que yacen en las calles sin enterrar.

“Los testigos representaron escenas post-apocalípticas de perros callejeros comiendo los restos de las víctimas de los bombardeos que yacían sin enterrar en la calle”, agregó el reportero.

No cabe duda que la situación que atraviesa Ucrania es lamentable, por lo cual el mundo espera que el conflicto termine pronto.