Shakira y Piqué cierran poco a poco una de las etapas más oscuras de sus vidas y le ponen punto final a una separación que hicieron oficial en junio y que desde entonces ha generado especulaciones de todo tipo sobre cómo es ahora la relación entre la pareja que estuvo unida durante 12 años y que tienen dos hijos en común.

La cantante y el exfutbolista volvieron a estar en el mismo sitio, acudieron a una cita legal en la que ratificaron el acuerdo al que llegaron hace días sobre sus hijos Sasha y Milan, quienes se irán a vivir a Miami con la cantante.

Recientemente, la expareja confirmó, a través de un comunicado, que habían llegado por fin a un acuerdo cinco meses después de su separación; para ello pasaron 12 horas de agónica negociación en la casa de la colombiana.

“Hemos firmado un acuerdo que garantiza el bienestar de nuestros hijos y que se ratificará en el juzgado, como parte de un trámite meramente formal. Nuestro único objetivo es aportarles la mayor seguridad y protección, y confiamos en que se respete su intimidad. Agradecemos el interés mostrado y esperamos que los niños puedan continuar con sus vidas con la privacidad necesaria, en un entorno seguro y tranquilo”, se lee en el comunicado.

Ahora, fueron requeridos en la Ciudad Judicial de L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona, donde tuvieron que ratificar dicho acuerdo, informó Europa Press.

¿Cómo fue el reencuentro entre Shakira y Gerard Piqué?
Shakira con un outfit en color negro con gafas oscuras y Piqué con un look deportivo, así es como ambos aparecieron al lugar donde decenas de medios los esperaban para que dieran detalles de la negociación, pero llegaron por separado, con minutos de diferencia e igresaron al lugar por puertas distintas.

La cantante de “Monotonía” llegó por la entrada trasera de los juzgados de familia acompañada de su hermano Tonino y sus abogados, mientras que Piqué entró por la puerta principal con un semblante serio.

La reunión no tardó muchos minutos, momentos después ambos salieron de igual manera por puertas distintas y sin detenerse a responder ninguna pregunta de la prensa.

Aunque hay muchas reservas sobre cómo quedó el acuerdo, se sabe que el exfutbolista tendrá derecho a visitar a sus hijos 10 días al mes, además, y para compensar los miles de kilómetros de distancia que habrá entre ellos a partir de ahora, además, Piqué disfrutará del 66% del periodo vacacional de los pequeños.