México. 17 de mayo del 2022.- Aunque los medicamentos son un buen recurso para controlar la hipertensión arterial, llevar una alimentación saludable puede ayudarte a prevenir o disminuir este padecimiento. No se niega la existencia de alimentos que por mucho que nos gusten, no nos hacen bien. Por otro lado, hay alimentos que deberíamos tener más presentes en nuestro día a día, y si quieres ayudar a disminuir tu presión arterial, puedes empezar con estos cuatro.

La fruta ayuda a eliminar el sodio

Aunque se tiene la mala creencia de que comer mucha fruta es malo porque “tiene mucha azúcar”, añadirla a tu dieta de manera balanceada tiene muchos beneficios. Ésta, tiene fitonutrientes, los cuales ayudan a disminuir la presión arterial. Específicamente cuentan con fibra, potasio y magnesio, encargados de disminuir la tensión en los vasos sanguíneos. El potasio ayuda a tu cuerpo a eliminar el sodio.

Al igual que las frutas, las verduras cuentan con fibra saludable. Añadir verduras (en especial las de hoja verde) aporta nitratos a tu cuerpo, los cuales relajan los vasos sanguíneos y por ende disminuyen la tensión en ellos.

De preferencia puedes añadir brócoli, espinacas, lechuga, col, acelga, etc. Juntar algunas de éstas como guarnición para algún platillo, es una manera fácil y rápida de incluirlas en tu dieta.

La avena, centeno, germen de trigo, cebada, quinoa, entre otros, son algunos de los cereales que podrías incluir de manera habitual en tu dieta. Para adquirirlos de manera más natural (sin ser procesados completamente) puedes adquirirlos a granel en tu tienda naturista o puesto de mercado favorito.

Estos pueden ayudar a reducir la presión arterial mientras eliminan el sodio del cuerpo.

Algunas como los frijoles, las nueces, lentejas y semillas, también son ricos en magnesio y también ayudan a bajar la tensión en los vasos sanguíneos.

Aunado a estos alimentos, se debe tomar en cuenta que para que esto tenga un impacto significativo en tu salud, hay también que evitar alimentos procesados o que contengan muchas azúcares refinadas, grasas saturadas o exceso de sodio.

Alimentación balanceada
Cocinar sin aceite en la cultura mexicana es algo difícil al principio, pero una vez que se toma el hábito de incluir al menos un alimento verde y sin procesar en tus platillos, lo demás es casi instintivo. De esta manera, puedes mantener tu hipertensión arterial controlada.