Estados Unidos. 13 de octubre del 2021.-Un tiroteo en la oficina del Servicio Postal Estadunidense en Tennessee dejó tres muertos, según confirmaron integrantes de la agencia y familiares a los medios locales, quienes revelaron que dos de ellos fueron atacados por el autor del violento hecho, quien posteriormente se disparó.

Según lo reportado, los tres muertos eran empleados de la oficina postal. Ni el FBI ni la propia agencia de correos revelaron la identidad de los involucrados.

Laquita Benjamin, presidenta local de la Asociación Nacional de Supervisores Postales, informó a la prensa estadunidense que los fallecidos eran un supervisor, un gerente y un cartero.

“No es un fenómeno exclusivo del servicio postal porque también ocurren tiroteos en escuelas, en tiendas, en todos lados”, añadió Benjamin.
Un familiar identificó a uno de los fallecidos como James Wilson, uno de los gerentes en el centro de distribución East Lamar en el vecindario Orange Mound de Memphis.

“Era un alma bondadosa, uno de los gerentes más amables que podrías conocer”, relató Roxanne Rogers, una prima.
Rogers, quien es también empleada postal, declaró que Wilson recién había regresado a esa instalación después de haber trabajado en reemplazo de otro colega en una localidad diferente.

Melvin Richardson, presidente local del sindicato postal, afirmó que la instalación donde ocurrió la matanza es accesible sólo para empleados. Los carteros parten en la mañana de esa instalación, donde permanecen otros empleados haciendo otras labores tales como la clasificación del correo.

LaFerre Ryan, antes cartero y hoy en día jubilado, corrió al lugar cuando se enteró de lo sucedido.

“Los empleados postales somos como una familia y sigo considerándolos como familia mía. Me duele, porque pude haber sido yo, pudo haber sido cualquiera” expresó Ryan