Estados Unidos. 06 de mayo del 2021.-Las fuerzas especiales del FBI y la SWAT colaboran con la policía local en las negociaciones con los delincuentes, que están atrincherados en una sucursal de Wells Fargo desde el mediodía. Hasta ahora no se reportaron heridos ni muertos, pero no se sabe cuántas personas están secuestradas

En lo que parecía el fin de una era en la delincuencia ante una era cibernética que ganaba terreno sobre los robos a los bancos, oficiales del Departamento de Policía de St. Cloud de Minnesota (SCPD) confirmaron que en un banco de Wells Fargo se produce un robo y que los ladrones mantienen como rehenes a quienes estaban en el edificio.

Aún cuando las nuevas tecnologías en cámaras y alarmas superaron toda expectativa y es cada vez más difícil pasar desapercibido para las autoridades, los ladrones entraron a la sucursal de Wells Fargo a las 13:45 y seguían atrincherados allí varias horas después, mientras que nada más ni nada menos que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) contribuye a las operaciones de liberación.

Por si fuera poco, también hay dos camionetas de la fuerza especial S.W.A.T. (Armas y Tácticas Especiales en inglés) presentes. Los oficiales de las cercanías de Sartell y Waite Park también están allí ayudando, entre otras cosas, a cerrar rutas y autopistas y mantener a las personas a una distancia segura. “Las negociaciones están en marcha”, confirmó en un comunicado de prensa la teniente Lori Ellering.

Las fuerzas especiales ya están presentes en el lugar de los hechos
“Podemos confirmar una situación de rehenes en la sucursal de St. Cloud South de Wells Fargo, ubicada en 200 33rd Avenue South”, dijo un portavoz de Wells Fargo en un comunicado emitido al medio local KARE 11. Además, la compañía dice que está cooperando con la policía y hará todo lo posible para ayudar a las autoridades en su investigación.

La portavoz de la compañía, Staci Schiller, dijo que un hombre con “algún tipo de arma” mantiene cautivo a un pequeño número de personas, todos ellos empleados. Dos vehículos blindados de la policía se han colocado cerca de la puerta principal. La policía ha establecido un área de peligro en el estacionamiento de Burlington Coat Factory.

En un video compartido por una mujer presente en el lugar de los hechos se puede observar cómo los equipos de policía se alistan en las puertas del banco, pero sin intervenir todavía. Enfrente, en una sucursal de la cadena Costco, cientos de personas observan aterrorizadas.

Hasta el momento, investigadores confirmaron que no hay informes de heridos. Hay una fuerte presencia policial en la zona y el público debe mantenerse alejado.