Francia. 28 de enero del 2021.-El coronavirus COVID-19 circula más rápido cada semana y un toque de queda más estricto aplicado a principios de enero no ha logrado frenar la propagación del virus en Francia, según dijo el jueves el ministro de Salud Olivier Véran en una conferencia de prensa.

Véran también dijo que la presión sobre el sistema hospitalario estaba aumentando.

El jueves 14 de enero, el primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció un endurecimiento del toque de queda en todo el país, que pasa de las 20:00 hora local a las 18:00 horas, para evitar un empeoramiento de la situación por el COVID-19 y la extensión de las nuevas variantes más contagiosas