España. 20 de enero del 2021.-Tres personas han fallecido, una decena han resultado heridas y otra se encuentra desaparecida como consecuencia de la explosión ocurrida minutos antes de las 15 horas de este miércoles en la calle Toledo 98 de Madrid, ha informado esta tarde en el lugar de los hechos el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

En una intervención en ‘TVE’ recogida por Europa Press, el delegado ha indicado que uno de los fallecidos es una mujer que transitaba por la calle en el momento de la deflagración. Los otros dos muertos se encontrarían dentro del inmueble, y hay un desaparecido, aunque son datos “aún muy prematuros”.

Franco ha indicado también que los perros de la Policía Nacional entrarán en lugar cuando puedan, ya que todavía el edificio está en llamas por la quemadura de gas de las tuberías. Así podrán buscar al fallecido, al parecer un anciano que vivía en ese complejo.

 

Entre ellos un varón 26 años, que está en estado moderado-grave con fractura tobillo y trauma lumbar y que ha sido evacuado al hospital de La Paz; un hombre de 53 años con traumatismo craneoencefálico leve pero trasladado al Ramón y Cajal; y un varón con una fractura en pierna, derivado al Hospital Clínico.

También han sido asistido por sanitarios del Samur-Protección Civil dos policías nacionales con heridas leves, que han sido evacuados al centro médico Nuestra Señora de América. Hay montados en la zona dos PSAs (puestos sanitarios avanzados) montados para atender a varias personas leves, con pequeñas heridas y crisis de ansiedad.

Los 55 usuarios de la residencia La Paloma, aneja al edificio que ha sufrido una explosión en la calle Toledo de Madrid, están siendo trasladado a la residencia Pontones, ha informado la vicealcaldesa, Begoña Villacís.

Es el Samur Social quien se encarga de efectuar el traslado y también se está avisando a los familiares. También se ha derivado a una familia con un menor a un recurso municipal en la calle Hermanos Álvarez Quintero.

Bares de la zona habían abierto sus puertas para acoger a los usuarios de la residencia, así como el hotel Ganivet, en la misma calle, ha acogido a los ancianos

Una vez que los bomberos del Ayuntamiento de Madrid han asegurado la zona, los guías caninos han accedido a la zona de escombros y cascotes para la localización de personas.

Hasta el lugar han acudido ocho dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Los Bomberos están usando drones para ver el estado del edificio y están usando mangueras para apagar las nuevas llamas.

También hay unidades de Seguridad Ciudadana, de Intervención Policial y guías caninos especializados en la búsqueda de personas. Unidades de Policía Municipal, SAMUR y Bomberos se encuentran igualmente en la zona, donde se ha organizado un hospital de campaña en la plaza de Puerta de Toledo.

La deflagración, posiblemente de gas, ha provocado daños materiales muy importantes en este inmueble, donde se sitúa una residencia sacerdotal del Arzobispado.

La nieve que cubre todavía el patio del colegio La Salle La Paloma de la calle Toledo, colindante al edificio que ha registrado esta tarde una fuerte explosión, ha evitado una desgracia dado que un día normal los alumnos estarían en el recreo.

Parte de los escombros del edificio afectado por la deflagración han caído al patio de este colegio, vacío debido a la nieve aún sin derretir que dejo la borrasca Filomena. Tras la explosión, los alumnos han sido evacuados.

En un comunicado colgado en su cuenta de twitter, la dirección del colegio ha confirmado que todos los alumnos y los profesores han resultado ilesos de la explosión.