Estados Unidos. 14 de abril del 2020.-
Los recientes ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra la Organización Mundial de la Salud se materializaron este martes.

Después de días de especulación, el mandatario estadounidense anunció que su país suspende de forma temporal la aportación económica que le hace a la OMS, mientras investiga el papel que juega el organismo internacional en la actual crisis del coronavirus.

“Instruyo a mi gobierno a detener la financiación mientras se realiza una investigación sobre el papel de la OMS en la mala gestión y el encubrimiento de la expansión del coronavirus”, dijo Trump.

Estados Unidos supera a Italia y se convierte en el país del mundo con más muertos y casos de coronavirus
4 claves que explican el enorme impacto del coronavirus en EE.UU., el país con más muertos y contagiados por covid-19 del mundo
“Muchos países dijeron que iban a escuchar a la OMS y ahora tienen problemas que no pueden creer”, dijo Trump, que criticó que el organismo no restringiera los viajes desde China, foco de origen de la pandemia.

Por qué Taiwán es un “dolor de cabeza” para la OMS pese a que ha logrado contener el coronavirus
“De 11 hasta más de 200.000”: cómo EE.UU. se convirtió en el nuevo epicentro mundial de la pandemia de coronavirus
“Es un irresponsable”: las críticas a AMLO en México por seguir besando y abrazando pese a las advertencias sanitarias frente al coronavirus.

El preocupante papel de los pacientes asintomáticos en la propagación del coronavirus.

Fin de las recomendaciones.
“El mundo recibió todo tipo de información falsa (…) Si la OMS hubiera ido a China a supervisar el brote se habrían salvado más vidas”, dijo.

“Su confianza en los datos de China quizás causó un incremento de 20 veces más en el número de casos en el mundo “, criticó.

“Sus errores han causado muchas muertes”, acusó, y habló de que el ente de Naciones Unidas “encubrió” la gravedad del brote por su supuesta cercanía a China.

El presidente de Estados Unidos había elogiado en enero a China por cómo contuvo el virus. Lo hizo poco días después de firmar un acuerdo comercial con Pekín.

“Si la OMS hubiera hecho su trabajo de enviar expertos médicos a China para calibrar la situación de forma objetiva en el terreno y criticar la falta de transparencia de China, el brote se podría haber contenido en el foco con muy pocas muertes”, especuló.

“Esto habría salvado miles de vidas y evitado el daño económico en todo el mundo. En vez de eso, la OMS voluntariamente aceptó las garantías de China y defendió las acciones del gobierno chino”, agregó.

“Trump ataca la creciente influencia de China”: análisis de Barbara Plett-Usher, corresponsal de la BBC en el Departamento de Estado
Por un lado, este movimiento tiene que ver con el coronavirus. Los miembros del gobierno de Trump han acusado duramente a la OMS por lo que consideran que son errores en el tratamiento de la pandemia al decir que el ente se dejó influir por China.

Dicen que la OMS estuvo muy dispuesta a apoyar las primeras declaraciones de China, que restaban importancia al virus, y que no presionó lo suficientemente fuerte contra los intentos de Pekín de encubrir la información.

En particular, al presidente Trump le sentó mal la crítica de la OMS a su decisión de cancelar todos los viajes procedentes de China.

Por por otro lado, este movimiento es parte de un esfuerzo mayor del gobierno de Trump por recortar la creciente influencia global de China, en especial en organismos internacionales.

Según reporta el diario The Wall Street Journal, la decisión busca presionar al organismo para que contrate a más personal estadounidense.

Trump ya había acusado a la OMS de poner la corrección política por encima de su tarea de salvar vidas y de estar del lado de China, país cuya transparencia en la pandemia ha sido muy criticado desde Estados Unidos.

Se estima que la contribución de Estados Unidos a la OMS está algo por debajo del 15% de la financiación del ente. Es el país que hace una mayor contribución, del orden de US$400 millones.

“De 11 hasta más de 200.000”: cómo EE.UU. se convirtió en el nuevo epicentro mundial de la pandemia de coronavirus
“Tenemos serias dudas de que la generosidad de Estados Unidos se haya utilizado del mejor modo posible

El propio Trump está en el punto de mira por cómo está gestionando la crisis en Estados Unidos, el país del mundo con más fallecidos por covid-19, más de 25.000.