La red social de Elon Musk, Twitter, oficialmente hizo actualizaciones en sus reglas para desarrolladores.

Allí, se prohíbe oficialmente las aplicaciones de terceros dentro de la plataforma lo que significa que los usuarios no pueden usar la API o el contenido de Twitter para “crear o intentar crear un servicio o producto sustituto o similar a las aplicaciones de Twitter”, de acuerdo con la empresa.

La noticia no sorprende del todo, debido a que Twitter recientemente rompió varios clientes populares de Twitter de terceros como Tweetbot y Twitterific a partir del 12 de enero, de acuerdo con el medio The Verge.

Esto ha ocasionado que desarrolladores tomen la acción como una de las decisiones que confunden sobre el camino que seguirá Twitter de ahora en adelante, teniendo en cuenta que desde la llegada del magnate Elon Musk la red social ha tomado rumbos inesperados.

Por ejemplo, recientemente se supo que la compañía estaba realizando una subasta donde pusieron a disposición del público varios objetos de oficina y artículos decorativos de las empresas.

¿Qué son las aplicaciones de terceros?
Desde su página, Twitter define las ‘apps’ de terceros como aplicaciones que compilan los desarrolladores externos en la plataforma de Twitter.

Recalcan que Twitter no es su propietario ni está a cargo de su manejo por lo que al momento de conectar una app de terceros a lacuenta de Twitter, el usuario le permite a dicha app acceder a su perfil.

Además, según los permisos que tenga, una app autorizada puede ser capaz de obtener información de la cuenta y utilizarla de varias maneras; por ejemplo: leer los Tweets, ver a quiénes sigue, actualizar su perfil, publicar Tweets en su nombre, acceder a sus Mensajes Directos o ver su dirección de correo electrónico.