La Unión Europea aprobó este jueves 15 de diciembre la novena ronda de sanciones contra Rusia por la guerra en Ucrania, que incluye la prohibición de exportar drones a Moscú y a terceros países como Irán para evitar que le proporcione armas de origen europeo con los que bombardear ciudades ucranianas.

El nuevo paquete incluye la posibilidad de pagar a individuos o empresas previamente sancionadas para permitir el transporte de trigo y fertilizantes a terceros países afectados por el impacto de la guerra en la escasez y el aumento del precio de los alimentos.

Con información de EFE