México. 22 de marzo del 2022. – ¿Meteorito o cohete ruso? Eso fue lo que miles de habitantes de México se preguntaron la madrugada del pasado lunes 21 de marzo, cuando varios internautas comenzaron a subir a redes sociales los videos de una luz cruzando el cielo de zonas como Culiacán, Sinaloa o Durango.

Debido al puente vacacional, varios norteños decidieron pasar la noche en vela, disfrutando la vista de un cielo nocturno; fue ahí que descubrieron una bola incandescente que iluminó el firmamento, por lo que, “ni tardos ni perezosos”, sacaron sus celulares para documentar en video el hecho.

Después de que el meteorito (o material perteneciente a un cohete ruso) desapareciera de sus vistas, los internautas no dudaron en subir el material a las redes y preguntar a sus seguidores si sabían de qué se trataba.

Meteorito  Mexico  Visto desde diferentes lugares en Mexico:
En el estado de Jalisco, en Durango, Zacatecas y Sinaloa también se apreció este espectacular evento que duro varios segundos y con mucha intensidad.

(@EarthquakeChil1) March 21, 2022
“Acabo de ver pasar un meteorito; esto aquí en Culiacan, ¿a quién más le tocó verlo?”, preguntó Jesús Farfán en Twitter, a lo que Luna Valdés respondió que, en Empalme, Sonora, lograron ver el mismo fenómeno.

Otros usuarios destacaron que el meteorito o cohete ruso también se vio en estados de México como:

Jalisco
Coahuila
Aguascalientes
Durango
Zacatecas
No se ve muy bien, pero tmb lo vi, desde empalme, Sonora.

Las versiones de lo que atravesó el cielo en México
Mientras que algunos aseguran que la “bola de fuego” era un meteorito, otros señalan que pudo haberse tratado de los restos de un cohete ruso llamado Soyuz, el cual habría sido lanzado al espacio en el año 1967, y al llegar al final de su vida útil, regresó a la Tierra en forma de restos que se incendiaron.

Quienes aseguraron que era un meteorito detallaron que se trataba del asteroide 2001 FO32, el cual había pasado cerca del planeta en los dos años anteriores, y que este 21 de marzo entró a la Tierra para desintegrarse.

Hasta ahora, ninguna autoridad o institución académica ha salido a explicar detalladamente qué fue lo que sucedió